La Guardia Civil investiga posibles contrataciones irregulares en el ayuntamiento leridano de Alpicat

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

La entrada hoy de la Guardia Civil en el Ayuntamiento de Alpicat (Lérida), gobernado por CiU, obedece a una denuncia que interpuso este verano el grupo municipal del PSC, en la oposición, por supuestas contrataciones “a dedo” y sin mediar oposiciones o criterios objetivos de selección.

Así lo ha confirmado el abogado del consistorio, Carles López, que ha explicado que durante la intervención de la Guardia Civil, que ha durado desde las 10:00 a las 15.00 horas, aproximadamente, los agentes se han limitado a pedir fotocopias de determinados expedientes, de los que se habrían llevado una treintena.

El letrado ha negado que haya habido un registro del consistorio y ha asegurado que incluso el alcalde, Pau Cabré, ha podido ausentarse para ir a cumplir con sus obligaciones en el Consell Comarcal del Segrià, ya que tenía una reunión.

“Se han limitado a pedir fotocopias de expedientes. Para eso no hacía falta tanta espectacularidad, podrían haber pedido que les enviásemos los expedientes y lo habríamos hecho sin ningún problema. Vemos un afán de protagonismo detrás de esta actuación”, ha señalado López.

La Guardia Civil, según el abogado, se ha llevado copias de expedientes tramitados entre 2009 y 2012 referentes a la contratación de servicios y de personal y también de justificantes de pagos de dietas por asistencia a comisiones de gobierno por parte de los miembros del equipo municipal. No se ha producido ninguna detención ni imputación.

Por su parte, la jefa de la oposición en el Ayuntamiento de Alpicat, Anna Griñó (PSC), ha explicado que presentaron una denuncia ante la Guardia Civil, que fue derivada a los juzgados, para denunciar que desde hace al menos tres años (los que ellos llevan en el Ayuntamiento) las contrataciones se realizan sin seguir ningún criterio predeterminado, dando plazas a amigos y conocidos pero también a gente sin relación con el consistorio.

Por otro lado, desde la asociación Stop Corrupción Alpicat explican que además de esta denuncia hay otras dos interpuestas contra el gobierno local, una contra el propio alcalde por realizar reformas en una masía de su propiedad utilizando una licencia de obras en un almacén agrícola y otra por la construcción de una nave también con una licencia de almacén agrícola.