La imputación de Falcó impide la moción de censura contra García Albiol

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

CiU dio ayer por rotas las conversaciones con PSC e ICV para la aprobación de una moción de censura contra el alcalde de Badalona, Xavier García Albiol. El líder convergente en el ayuntamiento, Ferran Falcó, recriminó que tanto PSC e ICV «prefieran un gobierno del PP a un ejecutivo unitario de transición». Las negociaciones se rompieron después de que ayer, en la cuarta reunión para acordar los términos de la moción, los ecosocialistas planteasen como condición que el nuevo gobierno no tuviese ninguna persona imputada. La condición era imposible de cumplir porque Falcó está imputado desde el 2005 por el caso Adigsa, así que no podría asumir ninguna responsabilidad en el nuevo ejecutivo.

Al inicio del proceso, CiU había planteado que en el gobierno alternativo al PP ninguno de los tres jefes de lista de la oposición sería alcalde, pero sí pretendía que Falcó fuera teniente de alcalde. En un comunicado, ICV aseguró que CiU se negó a retirar del organigrama del futuro gobierno a Falcó, violando así una de las «tres líneas rojas» de los ecosocialistas: la lucha contra la crisis y los desahucios, garantizar la transparencia del gobierno y formar parte de un ejecutivo en el que no haya ninguna persona imputada.

CiU denunció que este planteamiento se tenía que haber puesto sobre la mesa en los primeros contactos y no a los 15 días de haber iniciado la negociación.