La marca Barcelona se consolida en un competitivo panorama internacional

Cada vez más empresas utilizan el apellido «BCN» para posicionarse en el extranjero

El programa Marca Barcelona asesora a empresas que quieren registrar la D. O. a la hora de arrancar un proyecto. Foto: M.González/Shooting
El programa Marca Barcelona asesora a empresas que quieren registrar la D. O. a la hora de arrancar un proyecto. Foto: M.González/Shooting

BARCELONA- El clima, la gastronomía, su historia... pero también el diseño, la creatividad o su conectividad hacen de Barcelona una ciudad atractiva no sólo para el turismo, sino también en lo relativo a los negocios. En esta afirmación se basa el Programa Marca Barcelona, emprendido por Barcelona Centre de Disseny (BCD), una fundación privada cuya misión principal es la de promover el valor estratégico del diseño en el ámbito empresarial e institucional y que desde hace 40 años apoya y acompaña a las empresas del sector en su proceso de internacionalización.

Con el Programa Marca Barcelona, BCD pretende potenciar el uso de este sello de valor por parte de las empresas y profesionales que exportan productos y servicios. Asimismo, busca convertir a la ciudad en un polo de atracción de talento e inversión. «La intención es que las empresas obtengan retorno de la marca Barcelona», destaca Pau Herrera, presidente del BCD, quien recuerda que el programa consiste en «compartir valores intangibles de Barcelona, los cuales la colocan en un ecosistema puntero, y preservar la marca».

Un apellido atractivo

En cualquier caso, Herrera tiene claro que «es un gran atractivo en el mundo poner el apellido Barcelona a la marca de una empresa», por lo que la fundación que preside trabaja para «convertir la marca de la ciudad en uno de los factores claves para ayudar a las empresas a competir en los mercados globales». Se parte de la premisa de que Barcelona vende «por su historia, su alto nivel creativo, su cultura y talento emergente, su clima...», aunque señala que «esta marca no se hace en dos días, es historia». «Los Juegos Olímpicos nos beneficiaron mucho en este sentido. Fueron el mejor spot de Barcelona ya que enseñaron al mundo toda una filosofía de ciudad y nuestra capacidad organizativa», añade.

En este contexto, el pasado miércoles, BCD presentó las cinco líneas estratégicas del Programa Marca Barcelona. Así, el primer paso ha sido el de crear un Comité Ejecutivo, que en este caso está formado por Josep Maria Jordà, miembro de la Comisión Ejecutiva del BCD; Carles Feliu, ex director de marca de La Caixa; Lluís Morillas, experto en branding; i Eusebi Nomen, experto en intangibles. Los cinco pilares del programa son el acompañamiento empresarial y apoyo a las empresas que tienen interés en vincularse a la marca Barcelona; la promoción internacional mediante la presencia en eventos creativos a nivel mundial, la conectividad de sectores estratégicos basada en la creatividad como valor estratégico transversal, la sensibilización del ciudadano mediante iniciativas dirigidas al gran público, y la recopilación y análisis de datos sobre el posicionamiento de la ciudad y su marca.

La cuarta ciudad más creativa

Precisamente en el marco de esta ultima línea estratégica, BCD aprovechó el acto de presentación del Programa Marca Barcelona para dar a conocer los resultados de la encuesta «Survey on the Barcelona City Brand», un cuestionario dirigido a su red de contactos internacional, con el fin de aportar datos sobre los valores que definen la Marca Barcelona y los que resultan más relevantes a la hora de decidir una inversión en una determinada ciudad y la clasificación de las ciudades globales más creativas. Lo más destacable de esta encuesta es que Barcelona se sitúa como la cuarta ciudad global más creativa, por delante de Berlín, Tokio, Amsterdam y París y a la estela de Nueva York, Londres y San Francisco.

Un atractivo para inversores

Además, la encuesta revela que el potencial creativo, la concentración de talento, la diversidad de profesionales y el posicionamiento de la marca Barcelona son los activos más destacados de la ciudad. En el extremo opuesto, de las respuestas de los encuestados se desprende que es conveniente reforzar y planificar acciones a medio y largo plazo para mantener este estatus y convertirlo en uno de los activos principales que garanticen la competitividad socioeconómica de la ciudad. En esta línea, la fundación y el Ayuntamiento de Barcelona trabajan conjuntamente para preservar y cuidar la marca.

Marcas con D.O. Barcelona

Damm, Natural Bissé Barcelona, Morillas, Unión Suiza o RS Barcelona son algunas empresas que han recurrido a la marca Barcelona para su promoción internacional y cuyos representantes participaron el miércoles en el acto de presentación de Marca Barcelona. Jaume Alemany, director de Marketing de Damm, aseguraba que «la personalidad de marca va asociada a la ciudad de origen y nuestra personalidad se vende a través de Barcelona». Lluís Morillas, CEO y director creativo de Morillas, señaló que «Barcelona es una marca ya hecha y competitiva». Y Rafael Rodríguez, director general de RS, destacó «la importancia de incorporar Barcelona en nuestra marca».