La Plataforma de Afectados por la Hipoteca asalta la sede del Banco Popular

Un centenar de activistas ocupa las instalaciones para forzar la negociación de 90 procesos de desahucio

Los activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca colgaron pancartas y llenaron de panfletos el suelo de las oficinas centrales del Banco Popular en Barcelona, ayer
Los activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca colgaron pancartas y llenaron de panfletos el suelo de las oficinas centrales del Banco Popular en Barcelona, ayer

BARCELONA- Sobre las 10.00 horas de ayer, un grupo de activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) se agolpó a las puertas de las oficinas centrales catalanas del Banco Popular situadas en el paseo de Gràcia de Barcelona. Poco después irrumpieron en las instalaciones obligando a los trabajadores a dejar de trabajar y abandonar sus sitios.

Entre vítores, los asaltantes colgaron pancartas en la sede de la entidad, y llenaron el suelo de panfletos. Su objetivo: forzar a los responsables catalanes del Banco Popular a sentarse a negociar la paralización de unos 90 procesos de desahucio. Entre los activistas, más de un centenar, se encontraba Ada Colau, la líder de la plataforma que finalmente fue recibida por la dirección de la entidad.

Según una de las representantes de la PAH y coordinadora de las acciones contra el Banco Pastor, Susana Ordónez, la entidad suscribió un acuerdo el pasado 28 de febrero por el que se comprometía a negociar con la plataforma los casos más complicados y sensibles de desahucio. Sin embargo, y siempre según Ordónez, el banco estaba incumpliendo por completo el pacto por lo que la plataforma había optado por asediar la entidad con la sonoro okupación. «Hemos hablado con el responsable de recuperación y morosidad de Cataluña y Baleares, Alberto Lardíes, pero dice que no tiene competencias, está todo paralizado y la gente sigue perdiendo su casa y sigue teniendo deudas de por vida», lamentó Ordónez.

Poco después de iniciarse el asalto, la dirección accedió a sentarse con Colau y otros 4 activistas y a escuchar su petición. Tras el encuentro, Colau explicó que los responsables catalanes del banco se habían comprometido a volverse a reunir con la plataforma el próximo 25 de mayo y aportar propuestas alternativas, como «daciones, condonaciones y alquiler social», para unos 70 casos de ejecuciones hipotecarias. El Banco Popular señaló que desde que empezó la crisis no ha llevado a cabo desahucios forzosos.