Cataluña

Las familias reclaman más recursos para tratar el autismo

Una intervención temprana, aseguran, minimiza sus efectos y mejora la integración.

Una intervención temprana, aseguran, minimiza sus efectos y mejora la integración.

Publicidad

Un millar de familias catalanas con hijos autistas pidieron ayer a la administración más recursos para detectar precozmente el Transtorno del Espectro Autista (TEA), que, aunque no tiene cura, se ha demostrado que una intervención temprana minimiza sus efectos y mejora la integración de los menores.

Según explicó en rueda de prensa la presidenta de la Federación Catalana de Autismo, Rosa Serrano, «una intervención temprana tras el diagnóstico, con terapias y tratamientos adecuados, minimiza los efectos y favorece la autonomía y plena inclusión de los niños y niñas en todos los ámbitos de la sociedad». El autismo, considerado «el trastorno mental más grave entre la población infantil y juvenil», afecta al 1 % de la población, y, según Serrano, crece exponencialmente en los últimos años. En Estados Unidos se calcula que 1 de cada 68 personas sufren de autismo y su abordaje «es una prioridad para las autoridades sanitarias», dijo Serrano. La Federación Catalana de Autismo, formada por una quincena de asociaciones de familias de personas con TEA, ha denunciado la tardanza con la que se diagnostica el trastorno autista, ya que «aunque se podría hacer un diagnostico a los 18 meses de vida, en Cataluña puede tardar hasta los tres o cuatro años». «Es fundamental la formación de los pediatras y las enfermeras, ya que son los primeros que pueden detectar que algo pasa, para que se fijen en los detalles que pueden evidenciar que el menor tiene TEA», ha detallado la presidenta de la federación. Serrano, que tiene una hija y dos sobrinos autistas, ha reiterado la importancia de que las familias también reciban apoyo y ha recomendado que estén en contacto entre ellas.

Publicidad

Además, la presidenta de la federación explicó que tener un hijo autista supone «un sobrecoste» y que las ayudas, «que solo se ofrecen una vez se ha hecho el diagnostico», muchas veces tardan años en llegar. «Todo se va retrasando. Por ejemplo, si el diagnostico se hace a los tres años, las ayudas pueden tardar en llegar tres o cuatro años más, lo que dificulta mucho las cosas», se lamentó. Entre las principales reivindicaciones de las asociaciones de ayuda a las personas con autismo y a sus familias, piden «asegurar una atención integral y específica en la salud de los TEA y que se favorezca el acceso de los adultos con TEA al empleo y a la vida independiente». También piden fomentar el acceso igualitario a los recursos, bienes y servicios de las personas con TEA «en todo el territorio catalán», ya que «no es lo mismo tener un hijo con autismo en Barcelona que en el Pallars Sobirà: cuanto más alejado se está de los centros de decisión, peor», denunció Serrano.

Publicidad

La presidenta de la federación también ha pedido promover «una educación especializada, inclusiva y de calidad» al alumnado con TEA, «flexibilizando e innovando la oferta educativa existente en las diferentes etapas de la vida educativa y de la vida adulta». El director y psicólogo de la fundación, Alfred Hidalgo, ha informado de que, con motivo del Día Mundial del Autismo, que se celebrará el próximo 2 de abril, la federación se ha sumado a la campaña europea en la que se llevarán a cabo distintas actividades de sensibilización y concienciación.

Así, organizarán mesas redondas, diversos museos reducirán el precio de sus entradas, celebrarán fiestas de magia y harán una chocolatada. La federación también se ha sumado a la campaña mundial «Light it Up Blue» (Iluminadlo de Azul) que iluminará de azul más de 70 edificios y monumentos catalanes, de un total de 300 en toda España, entre los que destacan la Sagrada Familia, el Teatro Nacional de Cataluña, la noria del Tibidabo o el Arco de Triunfo.