Las películas de Bernard Tavernier

El director francés presentó ayer un documental en el que habla de sus referentes fílmicos

El director de cine Bernard Tavernier ayer en Barcelona para presentar su película
El director de cine Bernard Tavernier ayer en Barcelona para presentar su película

El director francés presentó ayer un documental en el que habla de sus referentes fílmicos.

El cine nunca es un amor a primera vista, es una relación de larga durada en que la seducción crece hasta un delirio final. Al menos éste es el caso del cineasta francés «Bertrand Tavernier, que ayer presentó en el BCN Film Festival su último documental, «Las películas de mi vida», un recorrido de tres horas por las películas francesas que le marcaron desde la niñez hasta la actualidad y que le han acabado por definir como persona y como artista. «Es algo así como una autobiografía visual», señaló ayer Tavernier.

Como decíamos, el cine nunca es un amor a primera vista, simplemente porque la mirada necesita educarse, buscar ese amor tras las imágenes. En el caso de Tavernier, esta educación empezó cuando el cineasta cayó enfermo en su juventud de tuberculosis y tuvo que ser ingresado en un sanatorio en Saint Gervais: «Allí me curaron, me inocularon la pasión por el cine, al mismo tiempo que la penicilina», señaló el cineasta.

La película incluye 582 extractos pertenecientes a 94 películas de cineastas que le marcaron, desde los primeros, Jean Renoir y Jacques Becker, a Louis Malle, Jean Vigo, Marcel Carné, John Berry, o a sus contemporáneos Jean-Luc Godard, François Truffaut y Claude Sautet. En realidad, los extractos recopilados sólo abarcan desde 1930 a 1970 delcine francés. Entre sus amores más absolutos destaca la figura del actor Jean Gabin, un actor que «representa a Francia, a un espíritu francés, a un compromiso con su oficio, con su vida, que tiene un palmarés extraordinario y que hizo un gran número de películas formidables, con tantos directores de cine, y eso no es por casualidad».

Según cuenta el director de «Hoy empieza todo» (1999) y «La muerte en directo» (1980), estas tres horas se le han quedado cortas para expresar «todos los filmes, directores y actores que he adorado» y ya prepara una serie documental para televisión de ocho horas que complemente lo mostrado en «Las películas de mi vida». Entre los nombres que podrá descubrir el público está Eddie Constantine y lamenta que la «Nouvelle Vague» tapase los logros del cine francés previo.