Los aeropuertos de Girona y Reus amplían el número de destinos para el verano

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El director del aeropuerto de Girona, Lluís Sala, dijo ayer que su objetivo para este año es repetir la cifra de 2.850.000 pasajeros obtenida en 2012, consciente de que será necesario remontar lo que calificó como un «invierno muy malo». Sala explicó que, de todos modos, este reto dependerá de la «evolución del entorno económico», cuya recuperación podría conllevar también la del sector turístico.

El director de esta instalación recordó que el 60 por ciento de los pasajeros del pasado año correspondió a la temporada de verano y apuntó a factores que le llevan a creer en la posibilidad de igualar aquellas cifras.

Según Sala, la celebración de la Semana Santa este marzo hará «que este invierno tan duro no sea tan largo» y aseguró que se notó un incremento de viajeros en las últimas semanas. Otro factor positivo fue que las tres compañías de referencia en Girona aumentaron en su programación tanto las rutas como las frecuencias.

Por su parte, el aeropuerto de Reus estrenó ayer tres destinos nuevos con respecto al verano de 2012, a Bremen, Oslo y Marsella, con lo que en total tendrá 26 conexiones a ciudades europeas, la mayoría del Reino Unido, según Aena. Además, Helvetic Airways vuelve a operar en el aeródromo del Baix Camp y Air Contractors operará por primera vez vuelos comerciales a Reus. En total, desde estas instalaciones se podrá volar a 26 ciudades europeas.

El 70 por ciento de los vuelos programados para la temporada de verano en el aeropuerto de Reus son regulares y los realizan Ryanair, Thomas Cook Belgium, Jet2.com y Helvetic Airways. El 30 por ciento restante responde a movimientos chárter que se reparten entre aerolíneas como Thomson Airlines y Thomas Cook Airlines (Gran Bretaña).