Actualidad

Los jóvenes de Barcelona apuestan por un bioparque como alternativa al Zoo

La XXIII Audiencia Pública ha reunido a 1.400 jóvenes de 34 centros educativos de Barcelona para proponer qué cambios debería adoptar la instalación para renovarse y adecuarse al siglo XXI

La XXIII Audiencia Pública ha reunido a 1.400 jóvenes de 34 centros educativos de Barcelona para proponer qué cambios debería adoptar la instalación para renovarse y adecuarse al siglo XXI.

Publicidad

El debate en torno al futuro del Zoo de Barcelona continúa y ya son cerca de tres años los que llevan los agentes implicados planteando propuestas acerca de cómo debe llevarse a cabo la adecuación de sus instalaciones, que han celebrado ya su 125 aniversario, a las circunstancias del siglo XXI. En este sentido, la XXIII Audiencia Pública a los niños y niñas de Barcelona, que se celebró ayer en el ayuntamiento, versó en torno a «El zoo que queremos».

Durante el evento, representantes de los 1400 jóvenes de 6º de Primaria, Secundaria, Bachillerato y Educación Especial de 34 centros educativos de la Ciudad Condal que han participado en este proyecto, dieron a conocer sus manifiestos, consensuados por distritos (Sarrià.Sant Gervasi, Gracia, Nou Barris, Sant Andreu y Sant Martí). Y lo cierto es que hubo bastante unanimidad entre las propuestas presentadas. Los jóvenes destacan la relevancia del zoo como una herramienta de educación, investigación y conservación, tanto de especies en peligro de extinción como de animales en acogida, sin embargo todos ellos están de acuerdo en que éste está obsoleto.

Por un lado, denuncian las reducidas dimensiones de los espacios en los que viven los animales, así como su deficiente adecuación al hábitat natural de las especies. Consideran que con el actual planteamiento del zoo, los animales pierden sus instintos y aprendizajes, lo que dificulta enormemente su reintroducción. Por todo ello, proponen la creación de un bioparque a las afueras de Barcelona con especies autóctonas y, si este planteamiento es demasiado ambicioso y, por ello, imposible de llevar a cabo actualmente, plantean como alternativa la ampliación de los hábitats de los animales así como una mejora en su adecuación. Asimismo, en su manifiesto, los jóvenes apuestan por mantener en el zoo solo aquellas especies autóctonas, más adaptadas a nuestro ecosistema, así como especies en peligro de extinción o en acogida, y recurrir a las nuevas tecnologías, como la realidad virtual, para mostrar a otros animales en su entorno natural.

Esta propuesta ha sido muy bien recibida por todos los regidores presentes en el acto, tanto del gobierno como de los grupos municipales, pese a que la alcaldesa Ada Colau ha señalado «la imposibilidad de llevar a cabo el proyecto del bioparque». «Estamos de acuerdo en que hay que reducir las especies presentes en el zoo, priorizar aquellas que son autóctonas o es conveniente mantener por temas de conservación, e introducir las nuevas tecnologías para conocer otros animales y su hábitat», comentó ayer la alcaldesa para a continuación señalar que «es necesario crear espacios lo más naturales posibles y aumentar sus dimensiones». Especialmente original y atractiva les pareció a los regidores la propuesta de los jóvenes de poner en marcha un sistema de apadrinamiento de animales por parte de las escuelas, lo que permitiría a los alumnos hacer un seguimiento del día a día del animal gracias a una cámara instalada en su espacio.

Publicidad

Publicidad