Los Mossos estallan contra Torra tras el anuncio de una investigación interna

El sindicato mayoritario asegura que estarán vigilantes para frenar una “cacería indiscriminada”

El sindicato mayoritario asegura que estarán vigilantes para frenar una “cacería indiscriminada”

Los Mossos d’Esquadra han estallado contra Quim Torra. El presidente de la Generalitat, que no ha dudado en alinearse en las últimas horas con los posicionamientos del independentismo más radical para criticar el trabajo de la policía catalana durante la semana de protestas violentas en Cataluña y, en este sentido, ha anunciado que pedirá la apertura investigación interna para depurar responsabilidades, ha acentuado todavía más el cabreo del cuerpo policial. Muestra de ello lo ha dado el sindicato mayoritario, Uspac, que ha advertido de que vigilarán si se inicia “una cacería indiscriminada” contra los agentes por sus actuaciones.

“Estaremos preparados para denunciar cualquier coacción o prevaricación”, avisa el sindicato en un comunicado, donde, además, precisa que la competencia para abrir expedientes disciplinarios es del Director General de Policía. “Nuestro cuerpo ya dispone de los mecanismos para sancionar las conductas y los hechos irregulares”, asegura, antes de acusar a Torra de “sobreactuar” en el Parlament dando orden al conseller del Interior, Miquel Buch, de investigar internamente aquellas actuaciones que no se hayan ajustado a los criterios establecidos. Asimismo, el presidente de la Generalitat también ha anunciado el impulso de una comisión de investigación en el Parlament donde se estudien y analicen los altercados. “El cuerpo de Mossos d’Esquadra ya existía antes de su llegada. Era, es y será una policía democrática al servicio de todos”, afirma.

En el comunicado también se cifran en 30.000 piedras lanzadas a los Mossos durante las protestas. “30.000 delitos impunes”, asegura Uspac y se exige a Torra que condene esa violencia dando la orden a los servicios jurídicos de la Generalitat para que comparezcan como acusación contra los violentos. “Esto es lo que se espera de un presidente democrático y pacífico”, afirma tras recordar que estas agresiones a policías están tipificadas como delitos graves y castigadas con hasta seis años de prisión.

Asimismo, en el comunicado también se acusa a Torra de usar como “arma política” a los Mossos d’Esquadra tras ignorar al cuerpo cuando ha hecho sus reivindicaciones en material laboral.

Torra se ha mostrado crítico con los Mossos d’Esquadra y eso le ha costado el cabreo del cuerpo, aunque también de Buch, que se ha desmarcado por completo de esa línea del president y ha apoyado a la policía catalana. De hecho, Buch se encuentra en la picota y Torra ha pedido su cese.