Un perro de los Mossos halla el bebé en el Besòs

La investigación confirma que la madre se opuso a que el pequeño fuera lanzado al río, por lo que no será acusada de asesinato, a diferencia del padre, que sigue encerrado en un centro de menores.

La investigación confirma que la madre se opuso a que el pequeño fuera lanzado al río, por lo que no será acusada de asesinato, a diferencia del padre, que sigue encerrado en un centro de menores.

Terminó el asunto, con el final esperado. Fue un perro de la unidad canina de los Mossos d’Esquadra quien localizó al bebé sin vida arrojado al río Besòs por su padre de 16 años. Estaba escondido en unas cañas en el cauce, en Sant Adrià de Besòs.

A primera hora de ayer, se reanudaron las tareas para el rescate, con unidades de los Mossos, Bomberos de la Generalitat y Salvamento Marítimo. Fue el cuarto día consecutivo.

La intendenta subjefe de la comisaría de Badalona de los Mossos, Montserrat Estruch, responsable de las tareas, explicó desde el lugar del hallazgo que el bebé «estaba entre las cañas y no se veía».

«Habíamos pasado muchas veces por allí», dijo la intendenta, que precisó que el cuerpo no se veía a primera vista, y que fue un perro que lo localizó por el olor.

También se supo ayer que la madre del bebé, que apenas cuenta con trece años, se opuso a lanzar el bebé al río. Fue decisión del padre, pero sin el consentimiento de ella.

De esta manera, en una tesis compartida por los Mossos y la Fiscalía, no se acusa a la madre de asesinato, pero sí lo atribuyen al joven, que sigue encerrado en un centro para menores de la Generalitat.

Estruch indicó que la actuación de los Mossos, tras peinar el río, su entorno y su desembocadura, se centró en cortar las cañas en la zona del cauce donde se sospechaba que el padre había accedido hasta allí, y que actuaron de «de manera quirúrgica». La subjefa indicó que los efectivos se centraban en cortar las cañas, limpiaban la zona, hacían una primera visualización y después empezaban «a trabajar a los perros».

La Policía Autonómica señaló que ndicado que ha localizado al bebé, buscado desde el martes, en el cauce del río, y que en breve se dará por finalizado el dispositivo de búsqueda.

El dispositivo desplegado durante el jueves se había centrado en la desembocadura del río, en aguas marinas, con efectivos del Grupo especial de actividades subacuáticas (Geas). El miércoles por la noche el magistrado de guardia de Menores acordó el internamiento en régimen cerrado para el menor detenido, y la Fiscalía de Menores consideró, provisionalmente, que los hechos pueden ser constitutivos de un presunto delito de asesinato.

El padre del bebé fue arrestado por los Mossos tras confesar el martes haberse desecho del pequeño enterrándolo en las inmediaciones del río. Se vio sorprendido por algunos vecinos, en la zona verde del Besòs, cuando una persona desconocida en la zona –reside en L’Hospitalet– de repente sacó un bebé de una maleta. También le vieron lanzar el pequeño al río. Poco más tarde, tras acudir a un bar empapado y muy nervioso, confesó los hechos ante los Mossos.