Mas avisa a ERC de que «el consenso político es el eslabón más débil» del soberanismo

Artur Mas durante el Consell Nacional de CDC celebrado para ratificar la propuesta de reorganización de la direccción.
Artur Mas durante el Consell Nacional de CDC celebrado para ratificar la propuesta de reorganización de la direccción.

El presidente catalán ha avisado a los partidos, y en especial a ERC, de que el consenso político es el "eslabón más débil de la cadena"que engrasa el proceso soberanista y ha advertido de que "la consecuencia directa del cálculo partidista"es "hundir"a Cataluña.

El presidente catalán, Artur Mas, ha avisado a los partidos, y en especial a ERC, de que la "consecuencia directa"del cálculo partidista en esta fase del proceso soberanista es "hundir"a Cataluña, y ha reivindicado a CDC como la "pared maestra"que recibe las "heridas"del "combate"por la consulta.

Mas ha avisado de que el consenso político aparece como el "eslabón más débil de la cadena"que engrasa el proceso soberanista y ha advertido de que, en este momento, "la consecuencia directa del cálculo partidista"no es "estar en el gobierno o en la oposición", sino "hundir"a Cataluña.

Mas ha intervenido hoy en el Consell Nacional de su partido, en el que tras la dimisión de Oriol Pujol se ha ratificado a Josep Rull como nuevo coordinador general de CDC y se ha aprobado, asimismo, el resto de la dirección, en la que ingresa la alcaldesa de Sant Cugat del Vallès (Barcelona), Mercè Conesa, como nueva portavoz.

En un momento de su intervención, el presidente catalán ha agradecido a PSC, Unió y Ciutadans que rechazaran la propuesta de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, de articular un frente antisoberanista y ha instado a no confundir la negativa a la consulta con el 'no' a la independencia.

"Bienvenido sea un frente para votar que 'no' -a la independencia- el 9 de noviembre, lo respetaremos porque somos sobre todo demócratas antes que cualquier otra cosa; lo que no permitiremos es el frente del 'no' para no votar el 9 de noviembre", ha aseverado Mas, una frase que ha suscitado el momento más álgido de aplausos de los militantes reunidos en Barcelona en el Palacio de Congreso de Cataluña.

Además, Mas ha puesto en énfasis que la formación ha pasado por momentos "muy complicados", haciendo frente a la recesión económica, a la "peor de las herencias de las finanzas públicas"de la Generalitat, a los "ataques"desde el Gobierno central al autogobierno, la identidad y la lengua catalana y con la "piedra en la mochila"del comunicado de confesión de evasión fiscal del fundador del partido, Jordi Pujol, que no ha estado en el cónclave.

Así, Mas ha dicho a los que "nos ven con algunas heridas y golpes en el cuerpo"que éstas están ahí porque, ha subrayado, "estamos en el combate"como "actores", que no es lo mismo, ha remarcado, que hacer de "espectador y algunas veces de espectador secundario".

A dos meses de la consulta del 9N, el presidente catalán ha asegurado que Convergència está con "muchísimas ganas de ir adelante", en el "camino"de la consulta soberanista, para "poder contemplar el paisaje de la libertad, 300 años después, porque ahora queremos contemplar la libertad de Cataluña -ha dicho-".

Mas ha alentado así a los suyos después de que el Consell Nacional de CDC, ampliado en esta ocasión a la militancia, ratificase con el 92,68% de los votos a favor la nueva dirección convergente encabezada por el nuevo coordinador general, Josep Rull, quien, en su discurso, ha abogado por impulsar un partido "nuevo"y "refundado", para lograr "un nuevo país"que sea "independiente y libre".

Incidiendo en la metáfora de la "pared maestra", Mas, en plena polémica por el caso de Jordi Pujol, ha admitido que la casa "está en reformas", pero "no se trata de desmontarlo todo".

En todo caso, ha subrayado, en referencia a Pujol, que "nunca una persona, por importante que sea, es más importante que una entidad o un colectivo"y "nunca un colectivo y entidad es más importante que un país".

El presidente catalán ha recalcado que, a la hora de construir, las paredes maestras son "claves"para mantener la "función"del edificio y evitar un "derribo general", aunque ha resaltado la importancia de completar el "mosaico"con otras fuerzas políticas y entidades de la sociedad civil para que "gane solidez".

Lo importante, ha dicho gráficamente Mas, es que "cuando hagamos un 'selfie' (autofoto) del país nos miremos y nos gustemos"en la imagen.

Asimismo, el líder de CiU se ha mostrado convencido de que el próximo 11 de septiembre la población catalana, a la que ha llamado a movilizarse en favor de la consulta, dará un "gran ejemplo"ante "Europa y el mundo".