Mas-Colell: «O hay una inversión importante o no habrá BCN World»

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El conseller de Economía de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, afirmó ayer sobre el macrocomplejo de ocio y juego de la costa tarraconense BCN World que «o hay una inversión muy importante o no habrá nada», y aseguró estar convencido de que habrá mucha inversión, con interés de Melco, Hard Rock y Grup Peralada.

En una comparecencia en la Comisión de Economía, Finanzas y Presupuesto del Parlament, defendió la «transparencia total» de la elaboración de la normativa para permitir la construcción de BCN World en el Centro Recreativo y Turístico (CRT) de Vila-seca y Salou.

También señaló que BCN World no es el nombre oficial –«veremos cuál es el nombre final»–, y que su objetivo es ser el primer centro en Europa de atracción mundial de citas y convenciones de negocios y mejorar la atracción turística actual de cuatro millones de visitantes anuales.

La diputada de ICV-EUiA Hortènsia Grau pidió al Govern que en la segunda fase del concurso de las licencias de casinos –prevista para cuando se apruebe el plan urbanístico del CRT– refuerce las garantías públicas en juegos y casinos, y que las concesiones no se conviertan «en moneda de cambio para especulación» con su traspaso.

Advirtió, además, de los temores de que el proyecto se limite a un traslado del casino de Tarragona del Grup Peralada al CRT –con la consiguiente rebaja de impuestos– junto a un hotel y algunas tiendas, y que BCN World se convierta finalmente en otro caso de «especulación urbanística sobre unos terrenos que CaixaBank tenía y que difícilmente podía colocar en el mercado».

Mas-Colell aseguró que la segunda fase del concurso de licencias de casinos para el CRT tendrá «muchas» garantías, y que esos temores son infundados porque BCN World no consistirá en cambiar un casino de lugar.

Desde que salió el grupo Veremonte, –cuya cabeza visible es el controvertido empresario valenciano Enrique Bañuelos– el proyecto BCN World quedó en vilo aunque el Govern no lo admitía. ayer, finalmente, el conseller dio un paso lal frente y admitió que sin inversiones privadas el macrocomplejo de juego y ocio no podrá seguir adelante.

Sin embargo, Mas-Colell valoró positivamente la salida del grupo Veremonte, ya que según él «aunque jugó un papel muy importante en el inicio del proyectos, ahora la Generalitat podrá seguir más de cerca que el proyecto se desarrolla con las máximas garantías».