Más de un siglo de vertidos

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

En Flix, el cese de la mayor parte de sus actividades coincide con el inminente inicio de la descontaminación del pantano, que acumula 700.000 metros cúbicos de residuos tóxicos y radiactivos vertidos tras un siglo de actividad de Ercros, antes Erkimia. Greenpeace estima que el coste de la descontaminación será de 223,3 millones de euros, de los que solo el 5 por ciento será aportado por la empresa que ha causado la contaminación a lo largo de 117 años. Ercros ya fue multada en su día con 10 millones de euros por contaminación.

El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, anunció que el plan de obra prevé un plazo de dos años y ocho meses para realizar los trabajos, con una inversión total de 165 millones de euros, de los que 117 millones serán de fondos de cohesión europeos, «y suponen la mayor inversión en una obra de descontaminación en España».

Arias Cañete aseguró también que esta actuación es «prioritaria», y supone la erradicación de más de un siglo de vertidos tóxicos en el río Ebro, lo que ha ocasionado un deterioro de la calidad del agua que abastece a más de 1 millón de personas, que riega más de 50.000 ha., y que permite la existencia de un espacio protegido como es el Delta del Ebro.