Munté, la voz pausada del Govern independentista

El expresidente de la Generalitat Artur Mas junto a la consejera de Presidencia, Neus Munté
El expresidente de la Generalitat Artur Mas junto a la consejera de Presidencia, Neus Munté

La nueva consellera de Presidencia, Neus Munté, es el rostro social del nuevo gobierno de Carles Puigdemont y como portavoz deberá lanzará los mensajes del ejecutivo independentista con su característica voz pausada, que contrasta con la agitación institucional por el proceso secesionista. Informa Jordi Font Comas/Efe.

La exvicepresidenta del anterior gobierno de Artur Mas deja de ser la titular de Bienestar Social, pero ejercerá una tarea de coordinadora el área social (Educación, Salud, Bienestar y Cultura) del nuevo ejecutivo de CDC y ERC, liderado por Puigdemont desde su nuevo cargo de consellera de Presidencia.

Licenciada en Derecho por la Universidad de Barcelona y máster en Derecho Público y Organización Administrativa por la Universidad Pompeu Fabra, Neus Munté Fernández (Barcelona, 1970), representa el ascenso de la nueva generación de políticos que apenas vivieron la Transición.

Esta exsindicalista de la UGT llegó al Govern de la mano de Artur Mas en 2012 para asumir la cartera de Bienestar Social y Familia y ascendió a la vicepresidencia en junio de 2015, tras la salida de Unió del ejecutivo que comportó la dimisión de la vicepresidenta Joana Ortega.

Poco después tomó el relevo de Francesc Homs en la portavocía y se convirtió en la mujer con más poder en el gobierno de Mas en una rápida ascensión que podría haber ido aún más lejos.

Estos últimos días, durante las tensas negociaciones entre Junts pel Sí y la CUP, su nombre sonaba como una de las posibles alternativas a Artur Mas en la Presidencia, aunque finalmente el designado fue Carles Puigdemont.

En su faceta de portavoz, Neus Munté se caracteriza por mantener un tono más pausado que su antecesor en el cargo, Francesc Homs (CDC) -hoy portavoz de Democràcia i Llibertat en el Congreso- , a lo que sin duda contribuye también su tono de voz suave y falta de agresividad verbal.

Militante de CDC desde 1996, su carrera se ha movido principalmente entre el sindicalismo y la política.

Su interés por los asuntos sociales le vienen de lejos puesto que trabajó como abogada de UGT de Cataluña, donde fue miembro de la Comisión Ejecutiva Nacional de la Federación de Servicios Públicos del sindicato entre 1996 y 1999.

También fue secretaria de Organización de Empleo y Educación y secretaria de Política Institucional de UGT Cataluña entre 2004 y 2010.

Asimismo, fue jefa de gabinete del Departamento de Enseñanza de la Generalitat entre 1999 y 2002, y también diputada autonómica entre 2002 y 2003, cuando fue portavoz de Enseñanza de CiU en el Parlamento catalán y presidenta de la comisión de Igualdad de las Personas.

Antes, Munté fue secretaria general adjunta de las Juventudes Nacionalistas de Cataluña (JNC) entre 1998 y 2000.