Los Mossos desarticulan una célula yihadista en Barcelona con voluntad de atentar

La operación antiterrorista es fruto de una larga investigación de la Comisaría General de Información del cuerpo, que ha sido tutelada por el Juzgado Central número 6 de la Audiencia Nacional.

Agentes de los mossos están realizando varios registros, uno de ellos en Ciutat Vella
Agentes de los mossos están realizando varios registros, uno de ellos en Ciutat Vella

La operación antiterrorista es fruto de una larga investigación de la Comisaría General de Información del cuerpo, que ha sido tutelada por el Juzgado Central número 6 de la Audiencia Nacional.

La operación "Alexandria", desarrollada esta mañana por los Mossos d'Esquadra, se produce en el marco de las instrucciones que los "cabecillas"del Daesh, el Estado Islámico, han impartido para que tanto sus células "dormidas"como sus actores ("lobos") solitarios pongan dinamicen su actividad criminal con el fiin de que este año sea el del "resurgimiento"de la banda yihadista, según han informado a LA RAZÓN fuentes antiterroristas.

De lo que se trata, agregan, es una vez derrotados en la guerra convencional que plantearon en Siria e Irak a partir de 2014 implementar otra de las modalidades de combate como es la guerra subversiva, mediante golpes de mano los territorios en los que tienen un cierto asentamiento (los citados países Afganistán, Somalia, Nigeria) y atentados terroristas en occidente. Por ello, se da gran importancia al operativo desarrollado por la policía autonómica catalana, ya que la célula desmantelada era de las preparadas para perpetrar acciones criminales y no simplemente formar y aleccionar nuevos yihadistas.

Según han informado los Mossos, la operación antiterrorista es fruto de una larga investigación de la Comisaria General de Información del cuerpo, que ha sido tutelada por el Juzgado Central número 6 de la Audiencia Nacional.

Durante la operación, se prevé la detención de varios de los integrantes del grupo. Los Mossos han practicado cinco registros en Barcelona, la mayoría en el distrito de Ciutat Vella, y uno en la localidad barcelonesa de Igualada, donde se ha practicado ya una detención. Alguno de los investigados contaba con antecedentes por delincuencia común.

La investigación se inició en 2017 y los Mossos constataron que el grupo yihadista, que no se dedicaba a tareas de propaganda y captación, tenía la intención de cometer algún atentado, aunque aún debe determinarse si tenían capacidad real para perpetrarlos.

Los Mossos d'Esquadra han detenido a treinta personas en los 17 operativos antiterroristas que han llevado a cabo entre 2013 y 2018, en los que también han investigado a otros 81 sospechosos, según se dio a conocer el pasado miércoles tras la primera reunión este año del Gabinete de Coordinación Antiterrorista del cuerpo.