Pepe Serra afirma que no se moverán los murales de Sijena

El conseller Santi Vila se enroca en que no se tocarán los bienes de Lleida y el Mnac y Aragón amenaza con llamar a la Policía judicial

Los murales de Sijena en su actual disposición en el Mnac
Los murales de Sijena en su actual disposición en el Mnac

El conseller Santi Vila se enroca en que no se tocarán los bienes de Lleida y el Mnac y Aragón amenaza con llamar a la Policía judicial

El conflicto entre Aragón y Cataluña por los bienes de Sijena parece encaminado a la mediación de la policía judicial. El director del Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC), Pepe Serra, aseguró ayer que mientras él esté en el cargo, las pinturas murales de Sijena que se encuentran en el centro no se retirarán. «Lo digo bien claro, sería una bobada, un despropósito internacional», comentó tras la presentación de una donación de ilustraciones por parte de Iniciativa per Catalunya. Para Serra, hay que diferenciar entre los objetos y las pinturas murales y que, en este último caso, no puede hablarse en ningún término de arrancarlas de las paredes. «Las pinturas que no se pueden retirar de ninguna manera, ni provisional, ni definitivamente», insistió,

Las obras en cuestión son unas pinturas románicas que fueron arrancadas de la Sala Capitular del monasterio de Sijena, tras un incendio, y trasladadas a Barcelona en el año 1936 por el arqueólogo e historiador Josep Gudiol. Serra aseguró que ya han escrito a la juez del juzgado número 1 de Huesca para informar de la posición del museo. En todo caso, el Mnac «sólo puede recibir instrucciones y esto depende de la conselleria de Cultura», con cuyo conseller, Santi Vila, dijo tener una «máxima cordialidad y sintonía». Para Serra, «nadie debe venir a buscar las obras» y aunque hay un plazo para devolverlas hasta el 25 de julio, «ya hemos escrito a la juez que su garantía es dudosa» y que la salida de las piezas «requiere de la autorización última del conseller».

El presidente aragonés, Javier Lambán, anunció ayer que lo que se diga desde Cataluña no tiene valor y lo que impera es lo que dicen los jueces. En este sentido, aseguró que piensa pedir la actuación de la policía judicial si el 25 de julio la Generalitat no devuelve las 97 piezas del Monasterio de Sijena (Huesca) depositadas en museos catalanes.

El conflicto, sea cual sea su resolución final, está enrareciendo el ambiente de la institución museística. Según Serra, «es una situación incómoda y desagradable, sobretodo porque el enfoque de la discusión centrado en la propiedad es muy erróneo, porque nadie puede discutir que ahora podemos hablar de todo esto porque se ha preservado». En este sentido, el directo de Mnac añadió que «todo lo que no se retiró de allí, ¿dónde se encuentra? Todo se ha perdido. Hablamos de un lugar al que le ponen un techo en 1991 y Gudiol se lo llevó en 1936. Se necesita mucha jeta para decir que esto es no sé qué».

La próxima semana se llegará al punto de no retorno. El conseller Vila recordó ayer que la Generalitat no prevé ningún gesto para cumplir con la sentencia judicial que la obliga a entregar los bienes.