Piden otros 5 años de cárcel para Millet y Montull por fraude fiscal

Fèlix Millet (a la izq.) y Jordi Montull (a la dcha.) a la salida de la cárcel Can Brians 2 donde pasaron trece días
Fèlix Millet (a la izq.) y Jordi Montull (a la dcha.) a la salida de la cárcel Can Brians 2 donde pasaron trece días

Dos años después de que saltara a la luz pública el desfalco perpetrado contra el Palau de la Música por Fèlix Millet y Jordi Montull, la Fiscalía presentó otra querella contra ellos. En esta, el fiscal denunció un presunto fraude fiscal en deducciones del IVA improcedentes por valor de unos 685.000 euros. Por ello, la Abogacía del Estado, personada en la causa como acusación particular, pide un pena cinco años y tres meses de cárcel para los dos ex responsables de la institución y una multa de 3,4 millones de euros.

Esta querella fue adjuntada al denominado caso Palau por el juez instructor que hace apenas dos meses concluyó la investigación. Por tal fraude, 24 millones que estafaron a la histórica entidad cultural barcelonesa, Millet y Montull se enfrentan a 27 años y medio de cárcel. Y la hija del último, Gemma Montull, ex directora financiera de la institución, a 26 años de prisión. Se les imputan los delitos de malversación de fondos públicos, apropiación indebida, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, falsificación documental y fraude fiscal. Por su parte, la Abogacía del Estado acusa, en un escrito al que tuvo acceso Efe, de los delitos contra la Hacienda Pública y falsedad documental a tanto a Millet como a su mano derecha Montull, así como a Gemma Montull y a uno de sus asesores fiscales Edmundo Quintana.

Las Fiscalía denunció, a raíz de una investigación de la Agencia Tributaria que los imputados cobraron o facilitaron el cobro en 2007 de unas devoluciones de IVA improcedentes valiéndose de su posición en el Palau de la Música. Entre otros hechos, se detectó que facturas de obras en domicilios de los saqueadores, así como otros servicios particulares fueron emitidas como si la Fundación del Palau de la Música fuese la beneficiaria, que goza de una condición fiscal diferente. Ahora, la Abogacía del Estado considera que los imputados llegaron a defraudar 128.155 mediante este sistema de deducción del IVA irregular. Una docena de empresas participaron en el fraude, accediendo a la petición de Millet y Montull, de las que algunas facilitaron copias de la facturas que giraron a la instituciones cultural.

El Fiscal también acusó la ex cúpula del Palau de defraudar el IVA a través de otro sistema. Para la Fiscalía, Millet y Montull creado una trama para poder seguir cobrando compensaciones de dicho impuesto que les correspondían. En 2005, una sentencia europea anuló un ley española que negaba a las empresas y entidades que reciben subvenciones públicas deducirse el 100 por cien del IVA. Haciendo se vio obliga en ese momento a resarcir a los organismos y compañías perjudicados. Millet y Montull vieron en esta situación, otra oportunidad de amasar dinero público supuestamente. Así, y aunque la Agencia Tributaria saldó sus cuentas en 2006 con la institución catalana, sus ex responsables continuaron con el proceso. La Fiscalía cifra este fraude en 549.749 euros. Además, también acusa a los imputados de haberse apropiado de 7.034 euros a no declarar cuotas repercutidas.

En su declaración, tanto Millet como Montull señalaron a sus asesores fiscales como los responsables de estos fraudes. Sin embargo, el abogado del Estado considera que «participaron activamente en cuanto gestores de hecho y derecho» de la Fundación del Palau.