Cataluña

Cucarachas, ratas y chinches conviven con funcionarios y presos en la cárcel de Brians 1

"Están por todos los sitios: cocina, cabinas, patios, economatos, talleres, zonas comunes... Así que a la ardua tarea de los funcionarios se une ahora la de exterminador”, denuncian desde CSIF

"Están por todos los sitios: cocina, cabinas, patios, economatos, talleres, zonas comunes... Así que a la ardua tarea de los funcionarios se une ahora la de exterminador”, denuncian desde CSIF.

Publicidad

No es la primera vez que los funcionarios de prisiones muestran su malestar por la escasez de medios y de personal, así como denuncian la ausencia de inversión en cursos de formación, la falta de apoyo institucional o el pésimo estado en el que se encuentran sus instalaciones, más que obsoletas. Pero a todo esto ahora hay que añadir la insalubridad en sus puestos de trabajo.

Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), denuncian que los funcionarios e internos de la cárcel catalana de Brians 1 conviven a diario con "plagas de ratas, cucarachas y chinches". Si bien aseguran ser conscientes de que las inversiones presupuestarias en Cataluña son "nulas o ínfimas", tachan de "intolerable"que la Administración ponga en riesgo la salud de los internos y los trabajadores.

"Están por todos los sitios: cocina, cabinas, patios, economatos, talleres, zonas comunes... Así que a la ardua tarea de los funcionarios se une ahora la de exterminador”, denuncian desde CSIF. Y van más allá: “Muchas prisiones catalanas necesitan de inversión urgente en sus infraestructuras o por lo menos mantenimiento pero la falta de inversión en este centro es alarmante y se nota en todo".

A su juicio, en lugar de destinar una partida presupuestaria para adaptar la cárcel de Brians 1, optaron por convertirlo en un centro de preventivos y ha sido una "catástrofe”. Aseguran que el "personal está hundido"y que se siente los "patitos feos” de los Servicios Penitenciarios, al sentirse olvidados por la Administración.

Publicidad

Por todo ello, el sindicato exige que se tomen medidas urgentes en el asuntos para garantizar la seguridad y la salud tanto de trabajadores como de internos. Los centros más afectados, señalan, son los de Brians 1, Brians 2, Quatre Camins y Ponent.