Santi Vila: «Sijena me planteó un conflicto entre las leyes catalanas y los jueces»

Un estudio desmiente las pérdidas de ocupación que se habían augurado en la economía catalana

Un estudio desmiente las pérdidas de ocupación que se habían augurado en la economía catalana.

El exconseller de Cultura de la Generalitat Santi Vila aseguró ayer que su negativa a devolver a Aragón los bienes del Monasterio de Sijena depositados en el Museo de Lérida le planteó un «conflicto» entre las leyes catalanas y las resolución judicial que le conminaban a entregarlos.

Vila hizo estas manifestaciones a los medios de comunicación tras comparecer ante la titular del Juzgado de Instrucción nº 3 de Huesca como investigado por presuntos delitos de prevaricación administrativa y desobediencia, los mismos imputados a su sucesor en el cargo, Lluís Puig, huido de la justicia española. Vila, que respondió a las preguntas de su abogado, del fiscal y del juez pero no a las del representante legal del Ayuntamiento de Sijena, aseguró «asumir responsablemente» las decisiones que adoptó, aunque lamentó no haber conseguido un acuerdo de gestión con Aragón. Según explicó, el acuerdo político, al que se opuso en Cataluña ERC, no fue alcanzado.