Segundo robo por alunizaje en el paseo de Gràcia en apenas cuatro días

Los asaltantes robaron bolsos de una tienda de lujo tras empotrar su coche contra el escaparate

La Razón
La RazónLa Razón

El método del alunizaje fue utilizado de nuevo la madrugada de ayer para robar en una lujosa tienda de moda situada en el aseo de Gràcia, de Barcelona, después de que hace tres días ocurriera un hecho similar con un establecimiento de la marca Versace. De hecho, es la tercera vez en pocos meses que ocurre lo mismo, y la segunda en una semana. Los Mossos explicaron que el alunizaje–empotrar un coche contra las cristaleras o la puerta de la tienda– se produjo hacia las 2,00 horas de la madrugada.

El establecimiento afectado esta vez es la casa de moda de mujer Miu Miu, que está situado en la confluencia del citado paseo de Gràcia y la calle Consell de Cent, mientras que a principios de semana se registró un suceso muy similar en la de Versace, situada también en el mismo paseo.

En este último caso, los ladrones entraron rápidamente en el establecimiento después de encastar un turismo en la puerta de entrada y se llevaron una cantidad indeterminada de bolsos, valorados en miles de euros.

En el robo de la madrugada de ayer en la citada tienda, en el que los delincuentes utilizaron un vehículo de alta gama, se desconoce por el momento el valor del material sustraído, unos datos que la empresa estaba estimando ayer.

El «modus operandi» ha sido el mismo en los dos casos. Un grupo de ladrones profesionales estrella un coche contra el escaparate y la puerta y entran a robar. En el caso de Versace se estima que los ladrones se llevaron una veintena de bolsos valorados entre 70.000 y 80.000 euros, según pudo saber este diario.

Precisamente hace un mes la firma de lujo italiana inauguró una tienda en Madrid, en el número 16 de la calle Serrano, y fue víctima también de un robo por alunizaje la madrugada del 2 al 3 de octubre. Según fuentes policiales, se trata de ladrones que saben muy bien qué buscan y actúan rápidamente para llevar a cabo su cometido.

El pasado mes de mayo otra prestigiosa marca de lujo, Louis Vuitton, fue víctima de otro robo por alunizaje en su tienda situada en el número 80 del paseo de Gràcia, el tercero que sufre en los últimos años. A raíz del incremento de robos, la empresa ha tenido que reforzar las medidas de seguridad instalando pivotes delante del establecimiento.

Estos últimos robos conseguido aumentar la sensación de inseguridad entre los comerciantes de las tiendas de lujo de Barcelona. No hay ninguna queja contra los Mossos, que patrullan cada noche por el paseo de Gràcia, pero tantos robos despiertan intranquilidad. entre los vendedores.