Cataluña

Sindicatos de los Mossos critican el exceso de los horarios de los antidisturbios

Piden que se reúna la Junta de Seguridad

Piden que se reúna la Junta de Seguridad

Publicidad

Sindicatos de Mossos d’Esquadra han criticado este jueves las largas jornadas, de hasta 15 horas, que las unidades antidisturbios del cuerpo, la Brigada Móvil (Brimo) y el Área de Recursos Operativos (Arro), están realizando esta semana, y han pedido que se convoque la Junta de Seguridad de Catalunya.

En un comunicado, la Trisindical ha calificado los disturbios en Barcelona como hechos de extrema gravedad, por lo que exige que se convoque la Junta de Seguridad “con carácter inmediato para buscar soluciones rápidas, efectivas y urgentes entre todos”.

Publicidad

La Trisindical también ha criticado que desde hace tiempo se sabía que el escenario posterior a la sentencia del 1-O sería complicado para la policía, y ha reprochado: “Ha habido tiempo de sobras para poder planificar un dispositivo que, en el ámbito de gestión de personal, hace aguas por todos lados”.

Publicidad

Sobre la orden este miércoles del comisario jefe de los Mossos, Eduard Sallent, de dar “máxima activación” a los agentes del cuerpo a partir del viernes, con jornadas de hasta 12 horas, la Trisindical ha criticado que se haya anunciado solo 48 horas antes.

Por su parte, el sindicato Uspac ha afirmado en un comunicado que los agentes de Brimo y Arro han hecho esta semana jornadas de más de 15 horas “sin relevos y avituallamiento básico, soportando lanzamientos” de botellas, piedras y otros objetos.

Uspac también ha reiterado su crítica al mal estado de las protecciones de los antidisturbios y a la falta de apoyo institucional y político: “Han tardado dos días en aparecer públicamente para apoyar al cuerpo de Mossos d’Esquadra”.

Publicidad

El sindicato ha alertado del riesgo que supone la falta de material para la integridad física de los agentes, y ha añadido: “Los Mossos no tenemos que pagar ninguna contradicción”, en alusión a palabras del presidente de la Generalitat, Quim Torra.