Torra reitera su defensa a los CDR: “Estamos hartos de que entren en nuestras casas de madrugada”

El presidente de la Generalitat carga contra el Estado y advierte de que no permitirá que “se asocie” al independentismo con el “terrorismo”

El presidente de la Generalitat carga contra el Estado y advierte de que no permitirá que “se asocie” al independentismo con el “terrorismo”

Sin mantener ningún tipo de prudencia ante el desarrollo de la investigación, Quim Torra ha vuelto a cerrar filas hoy con los siete CDR detenidos y acusados por terrorismo y ha reiterado sus arremetidas contra el Estado por la operación policial del lunes. De hecho, el presidente de la Generalitat no ha tenido reparos, incluso, en llegar a frivolizar con las actuaciones de la Guardia Civil contra el separatismo: «Estamos hartos de amenazas y de que entren en casa de los catalanes de madrugada». Lejos de cualquier condena, por tanto, Torra ha cargado contra la democracia española –«hace aguas», aseguró– y ha tratado de desterrar cualquier vinculación del independentismo con la violencia: «No permitiré nunca que se quiera asociar a un movimiento radicalmente democrático con el terrorismo», ha afirmado en el Debate de Política General, uno de los principales plenos del curso político.

«El movimiento independentista es un movimiento pacífico y no violento que busca conseguir la independencia por medios democráticos», ha agregado, tras insistir en sus acusaciones contra el Estado por «vulnerar la presunción de inocencia» de los detenidos, que mañana pasarán a disposición judicial. Lo cierto es que la operación policial contra los CDR impacta de lleno sobre uno de los momentos más sensibles en la política catalana, ya que la sentencia del «procés» se encuentra a la vuelta de la esquina –está prevista para la primera quincena de octubre–, una circunstancia que también ha centrado una parte de la intervención del president. En este sentido, Torra ha evitado concretar aún qué tipo de respuesta se planteará, aunque mañana el independentismo dará un paso en esa línea ya que aprobará en el Parlament una resolución impulsada por JxCat, ERC y la CUP que dibujará los contornos: el documento, de ocho puntos, alberga aún bastante ambigüedad y apuesta por conseguir la libertad de los presos a través de la «amnistía»; manifiesta el apoyo a la vía política para que el «pueblo de Cataluña» decida su futuro; o, una vez conocida la sentencia, «el Parlament se conjura para liderar una respuesta institucional basada en el respeto» a los derechos civiles y políticos y el ejercicio de la autodeterminación junto al resto de instituciones catalanas.

Si bien y pese a esa voluntad por acercar posturas, todavía siguen existiendo diferencias. En este sentido, la CUP, durante el debate, se ha alejado del gobierno de concentración que propone ERC o de la movilización permanente que promueve JxCat y ha abogado por proclamar la República. En cualquier caso, en el horizonte de Torra sigue presente la autodeterminación aunque ha tendido la mano al Gobierno para buscar una solución dialogada.

El pleno ha servido también para que el president desgranara los ejes que regirán el rumbo político del Govern durante este curso, algo que ha hecho, aunque se ha centrado en buena parte en atacar al Estado, inventariando todos los agravios económicos, y en implorar los apoyos de la oposición del Parlament para que fructifiquen los presupuestos, que son la llave para su continuidad al frente de la Generalitat. En este apartado, la CUP ya se descolgó como socio potencial y hoy lo ha hecho el PSC tras mostrarse contundente contra la línea de la «confrontación» que auspicia Torra. Los «comunes» han vuelto a dejar claro que tampoco lo pondrán fácil. Asimismo, el Pleno no ha estado exento de bronca a raíz de las detenciones de los CDR. La líder de C’s, Lorena Roldán, ha sido interrumpida en diversas ocasiones por Roger Torrent tras definir a los CDR como «comandos» y el líder del PP, Alejandro Fernández, ha alertado de que «aquellos que creen en la paz al estilo Otegi se están haciendo con la llave» del separatismo.