Publicidad
Publicidad
Actualidad

Tres de cada cuatro víctimas de violencia machista no denuncia

La mitad de las catalanas ha sufrido un delito de género a lo largo de su vida, un 17,6% en 2016

Encarcelados dos hermanos ingleses por drogar y violar a una joven en Ibiza. Tres detenidos, dos menores, por un intento de agresión sexual en Salou. El tribunal de «La Manada» vuelve a condenar por abuso sexual una violación por no haber violencia ni intimidación.

Publicidad

Encarcelados dos hermanos ingleses por drogar y violar a una joven en Ibiza. Tres detenidos, dos menores, por un intento de agresión sexual en Salou. El tribunal de «La Manada» vuelve a condenar por abuso sexual una violación por no haber violencia ni intimidación. Son tres noticias de ayer. Y en los tres casos hay detenidos y encarcelados porque hubo una víctima que denunció. Aunque no es lo habitual. Sólo un 26,1% de mujeres víctimas de algún delito de violencia machista en Cataluña durante 2016 lo denunció. Esto se traduce en que tres de cada cuatro no lo hizo, según dice la segunda Encuesta de Violencia Machista de Cataluña (EVCM) que ayer presentaron la consellera de Presidencia, Elsa Artadi; el conseller de Interior, Miquel Buch, y la directora del área de Pobreza y Salud de la Fundación «La Caixa», Montserrat Buisan.

Aunque los datos recogidos son antes de las campañas #metoo, #hermanayotecreo o #cuéntalo que han roto con el silencio de algunas víctimas de violencia machista, entre 2010, fecha de la primera encuesta, y esta segunda, con información de 2016, ya se percibe que hay una tendencia a denunciar cada vez mayor. Las denuncias por parte de mujeres que han sufrido algún delito crecen un 8,4% respecto a 2010, cuando apenas lo hacía el 17,7%. Los casos de intento de violación señalados han crecido del 0,1% al 0,6%, por ejemplo.

Aún y así, todavía queda un largo camino por recorrer porque los datos que revelan la encuesta «son inaceptables», zanjó Artadi. Dos de cada tres catalanas declaran haber sufrido algún delito de violencia de género en el algún momento de su vida, un 64,4%. Un 17,6% en el último año. Si se excluyen los comentarios sexistas y actitudes exhibicionistas, que afectan sobre todo a chicas entre los 15 y los 29 años, la cifra sólo baja al 50,7%. Es bárbaro que la mitad de las catalanas declaren haber sufrido un episodio de violencia sexista. E intolerante que un 27,4% señale que fue un episodio «muy grave», esto son tocamientos sexuales con violencia, violación o intento de violación, agresiones físicas o amenazas graves.

La técnica del departamento de Interior que comentó la encuesta, Montserrat Aguilera, explicó que la mitad de las mujeres no denuncia porque «no lo identifica o lo minimiza» y que un 14%, aún hoy, en el siglo XXI, admite tener un sentimiento de culpa o vergüenza. De hecho, un 27,2% de las mujeres que ha sido maltratada por su pareja actual y un 13,9% de las mujeres maltratadas por su ex pareja durante el último año no se reconoce como víctima.

Publicidad

El 56% de los episodios de violencia de género ocurren fuera del ámbito de la pareja. En el 70% de los casos, el autor de la agresión es un desconocido, aunque la mayoría de los hechos ocurre en espacios concurridos, un 20,9% en un lugar de ocio, un 17,1% en el transporte público y un 11,9% en el trabajo. El conseller de Interior constató que toda esta cascada de datos nos debería alarmar como sociedad, entre otras cosas, porque coarta la libertad de las mujeres. Recordó que el 44% de las mujeres que han sufrido una situación de violencia machista no sale sola y el 15% lleva siempre consigo un objeto para defenderse.

El 12,4% de las mujeres han sufrido alguno de estos episodios dentro del ámbito de la pareja. La mayoría son víctimas de violencia psicológica, aunque hay un 14,4% que sufre violencia física, un 10,3%, violencia sexual, y un 5,5%, violencia utilizando a los hijos. Estas mujeres denuncian que un 32,3% de los menores de edad estaban presenten durante el episodio de violencia machista. Y que un 13,9% de estos niños también sufrieron algún tipo de agresión.

Por primera vez, la encuesta pregunta por casos de violencia durante la infancia. Un 12% de las catalanas sufrieron alguna agresión grave antes de los 15 años. En este caso, el 44,4% de los hombres eran conocidos o familiares. La encuesta revela que existe una violencia machista estructural como que un 3% de los hombres dice que obligar a su pareja a tener relaciones sexuales no es violencia.