Trias amplía el proyecto soberanista del Born hasta el parque de la Ciutadella

Todos los partidos votan a favor de la iniciativa con la negativa del PP

Una imagen de la celebración de la Diada en la Ciutadella, con el Castillo de los Tres Dragones al fondo
Una imagen de la celebración de la Diada en la Ciutadella, con el Castillo de los Tres Dragones al fondo

BARCELONA- El Ayuntamiento de Barcelona aprobó ayer el proyecto con el que quiere extender su proyecto soberanista del Centro Cultural del Mercado del Born, el centro de interpretación de la Guerra de Sucesión que se inaugurará en setiembre, hasta el parque de la Ciutadella, concretamente hasta el Castillo de los Tres Dragones.

Según el acuerdo adoptado por la Comisión de Cultura, el proyecto incluirá la habilitación de un espacio, el que fuera antiguo Museo de Zoología, como centro de interpretación del parque y el significado de la Ciutadella en el marco de la guerra de 1714.

La propuesta fue presentada por la coalición de con Joan Laporta en el consistorio barcelonés (UpB) y pudo prosperar con el apoyo de todos los grupos, con la excepción del PP. Para esta última formación, que votó en contra, esta iniciativa es una muestra más de la «memoria histórica selectiva» que están ejerciendo los soberanistas.

El presidente de UpB y de la Comisión de Cultura, Jordi Portabella (ERC), promotor de la iniciativa, argumentó que «la Ciutadella tiene unos orígenes de castigo, vigilancia y sumisión. Esta especialidad represiva no se reproduce en otras ciudadelas de Europa pero en Barcelona se produjo desde el momento en qué los ciudadanos y ciudadanas tuvieron que destruir con sus propias manos sus casas para poder construirla».

Portabella insistió en que se explique la historia de la Ciutadella en el marco del centro de interpretación del Born y que se expliquen hechos históricos posteriores, como la cesión de la fortaleza a la ciudad en 1868 y la construcción del parque para Exposición Universal de 1888.

El proyecto del Centro Cultural del Born cuenta en la actualidad con un presupuesto de 84 millones de euros. El antiguo mercado seguirá siendo el centro neurálgico de este controvertido proyecto museográfico, aunque ahora se extenderá hasta la Ciutadella, con la complicidad de los comisarios de los actos que conmemorarán en 2014 el tercer centenario de la derrota de 1714: los mediáticos Toni Soler y Miquel Calçada.

En la misma comisión, y también con el voto en contra del PP, se rectificó el acuerdo del Consejo General del Consorcio del Museo de Ciencias Naturales de Barcelona para que la Generalitat no fiscalice sus cuentas hasta que haga su primera aportación, lo que no se prevé que suceda antes de 2014, y mientras esta entidad esté sometida a la intervención municipal.