Trias llama a fijar la fecha del derribo de los edificios frente a la Sagrada Familia

La junta constructora prevé culminar la basílica en 2026 pero no se ha pronunciado sobre ese punto del proyecto

La junta constructora de la Sagrada Familia prevé que en 2026 la obra proyectada por Antoni Gaudí esté acabada, coincidiendo así con el centenario de su muerte. Las obras van a buen ritmo y, poco a poco, los planos del genial arquitecto van tomando forma. Pero sigue pendiente de respuesta una incógnita: ¿qué va a pasar con los edificios que hay ante la fachada de la Gloria? El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, insta a los responsables de los trabajos de la basílica a concretar sus planes.

«Para los vecinos sería bueno tomar una decisión y que se hiciera, pero ha de ser la Sagrada Familia la que elija cuándo le conviene», señaló el alcalde en una entrevista a Efe.

Hace menos de cuatro meses, en la celebración de La Mercé, la Sagrada Familia dio a conocer en un video el aspecto del templo una vez finalizado. En menos de dos minutos y tomando una perspectiva de helicóptero, el film mostraba cómo se iban culminando torres y fachadas. En las imágenes se podía distinguir perfectamente la torre de Jesús, que una vez acabada alcanzará 172 metros de altura y estará rodeada por las cuatro torres de los Evangelistas. Se calcula que esta fase finalice en 2020. También destaca en el vídeo la imponente fachada de la Gloria. La que será la entrada principal de la emblemática basílica barcelonesa está proyectada como la más grande de las fachadas. Situada en la calle Mallorca, será como un enorme órgano y pondrá punto y final a unos trabajos que comenzaron en 1882, cuando se colocó la primera piedra.

Sin embargo, tanto los que conocen el proyecto de Gaudí como los vecinos de la zona, saben que ese film no recoge fielmente lo que inicialmente debía ser la Sagrada Familia. El arquitecto catalán ideó una gran explanada y escalinata frente a la fachada de la Gloria, donde además ubicó el monumento al fuego y al agua. Ese espacio es el que debe dar acceso al interior del templo si se sigue a rajatabla el proyecto de Gaudí. No obstante, hoy por hoy, justo en ese punto se alzan varios edificios.

Todos los vecinos que compraron viviendas en esas fincas conocen que, en cualquier momento, pueden estar obligados a desalojarlas para que sean derruidas. Pero, en el vídeo de la Sagrada Familia, esos inmuebles siguen en pie. Según Trias, para los responsables de las obras, la fachada de la Gloria no es la principal prioridad ahora, por lo que aún no se ha puesto fecha al derribo de los edificios de la calle Mallorca. «El templo sabe que estamos abiertos a colaborar y a encontrar soluciones», dijo el alcalde. En este sentido, apuntó que existe la posibilidad de que los vecinos afectados, que ahora viven en una zona verde, puedan trasladarse al perímetro que hay frente a la fachada del Nacimiento, situada en la calle Marina. «Eso sería fantástico» concluyó Trias.

En cualquier caso, el alcalde barcelonés quiso dejar claro que el Ayuntamiento no será el que se haga cargo del coste de dichas obras, ya que son competencia de la propia Sagrada Familia.