Detenido el hombre que ha tiroteado a dos policías locales en Gavà (Barcelona)

El hombre, de nacionalidad española, ha sido arrestado en las inmediaciones de la urbanización Muntanya del Mar de Canyelles (Barcelona). Además del fusil también llevaba encima cinco cargadores

Los Mossos d’Esquadra han detenido al hombre, de nacionalidad española, que esta tarde ha tiroteado a dos policías locales en Gavà (Barcelona), uno de los cuales está crítico y otro grave. Los agentes han recuperado el fusil con el que ha hecho los disparos y cinco cargadores.

Los Mossos d’Esquadra han detenido minutos antes de las 17.00 horas al hombre que esta tarde ha tiroteado a dos policías locales en Gavà (Barcelona), uno de los cuales ha resultado herido crítico y otro grave, según han informado a Efe fuentes policiales. El agresor trató también de atropellar a los mossos que le han dado el alto cuando huía, ante lo que los agentes han efectuado varios disparos paa que detuviera el vehículo.

El hombre ha sido arrestado en las inmediaciones de la urbanización Muntanya del Mar de Canyelles (Barcelona), donde minutos antes se había localizado abandonado el vehículo Alfa Romeo con el que había huido de las proximidades del tanatorio de Gavà donde ha tiroteado a los dos policías. Junto al coche había ropa manchada con sangre y una mochila vacía.

En rueda de prensa, el inspector de los Mossos d’Esquadra, Albert Oliva, portavoz de la policía catalana, ha detallado que el detenido, Jorge C.C., de 44 años, nacionalidad española, vecino de Calafell (Tarragona) y sin antecedentes policiales, permanece hospitalizado bajo custodia policial por las lesiones sufridas por arma de fuego.

Según el inspector, los Mossos d’Esquadra descartan la hipótesis de un ataque terrorista y se centran en comprobar la vinculación de este suceso con el reciente crimen de un hombre en Miami Platja, en Montroig del Camp (Tarragona), cuyo cadáver se velaba hoy precisamente en el tanatorio de Gavà en cuyas inmediaciones el pistolero ha disparado a dos policías locales.

Los Mossos también indagan si el detenido está relacionado con el tiroteo protagonizado la semana pasada en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), donde un hombre irrumpió en un local y disparó mortalmente a un camarero y dejó herida grave a la dueña del local.

Según fuentes de la investigación consultadas por Efe, en los tres episodios -el tiroteo de hoy, el de Miami Platja y el de Vilanova- se han efectuado con un tipo de munición parecida, por lo que no se descarta que los tres estén relacionados entre sí.

Tras efectuar varios disparos contra los dos policías locales, utilizando una réplica de un subfusil AK-47, el hombre ha huido con un vehículo Alfa Romeo de color verde, hasta que una patrulla de los Mossos d’Esquadra apostada en la C-31, que integraba el dispositivo de búsqueda, le ha dado instrucciones para que se detuviera.

El fugitivo no sólo no ha parado el vehículo, sino que ha intentado atropellar a los dos mossos, que han respondido con varios disparos para que desviara su ruta, ante lo que el hombre se dado un giro del volante y se ha dirigido hacia la urbanización de La Muntanya de Mar de Canyelles, donde ha abandonado el coche y ha huido hacia una zona montañosa, en la que sido arrestado poco después sin oponer resistencia.

El detenido ha sido trasladado tras el arresto en estado grave al Hospital Clínico de Barcelona, con heridas por arma de fuego en el brazo y la pierna, han informado a Efe fuentes de la investigación.

El hombre ha disparado al menos en cinco ocasiones con arma larga a los dos policías locales que le han dado el alto en las inmediaciones del tanatorio.

Uno de los agentes heridos, de 50 años de edad, ha sido evacuado en estado crítico al Hospital de Bellvitge, tras recibir el impacto de un disparo en el rostro, mientras que el otro herido, de 62 años, ha sido trasladado en estado grave al Hospital del Vall d’Hebron de Barcelona, con heridas de arma de fuego en la pierna.

El agente en estado crítico está siendo en un quirófano del Hospital de Bellvitge, según las fuentes informantes.

Tras localizar el vehículo, los Mossos d’Esquadra habían acordonado la zona y habían pedido a los vecinos que no salieran de sus casas y que si veían algo sospechoso, llamaran al teléfono de emergencias.

Los Mossos d’Esquadra también han recuperado el fusil con el que el hombre ha efectuado varios disparos contra los dos agentes de la policía local de Gavà, cuando le han dado el alto en las inmediaciones del tanatorio.

Además del arma larga, el detenido, que según las primeras informaciones ha resultado herido en un antebrazo y una pierna, también llevaba encima cinco cargadores.


Los Mossos d'Esquadra desplegaron un amplio dispositivo, con el uso de un helicóptero y con batidas a pie y en vehículo, para tratar de localizar al hombre, cosa que ocurrió poco antes de las cinco de la tarde.

El vehículo en el que huyó fue hallado poco después abandonado en la urbanización Muntanya del Mar de Canyelles.

Los Mossos pidieron entonces a los vecinos de la zona donde se ha hallado el vehículo que no salieran a la calle y que si veían algo sospechoso llamasen al teléfono de emergencias (112).

Varias patrullas de seguridad ciudadana, así como agentes del Grupo de Operaciones Especiales (GEI) y de antidisturbios (brimo) de los Mossos d'Esquadra se han dirigido hacia Gavà para participar en el dispositivo de búsqueda y garantizar la seguridad en la zona, según las fuentes.

EFE