Actualidad

Un juez investiga la supuesta agresión a la niña que pintó una bandera española

El titular del juzgado de instrucción número 2 de Terrassa (Barcelona) abrió diligencias el pasado 9 de julio a raíz de la denuncia por esta supuesta agresión

El titular del juzgado de instrucción número 2 de Terrassa (Barcelona) abrió diligencias el pasado 9 de julio a raíz de la denuncia por esta supuesta agresión

Publicidad

Un juez ha abierto diligencias sobre la supuesta agresión por parte de una profesora de Terrassa (Barcelona) a una alumna de diez años por dibujar una bandera española en su cuaderno y ha pedido a la Fiscalía que concrete por qué delito considera que se debe seguir la investigación.

Según ha informado hoy el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el titular del juzgado de instrucción número 2 de Terrassa (Barcelona) abrió diligencias el pasado 9 de julio a raíz de la denuncia por esta supuesta agresión cometida por la tutora de la escuela Font de l'Alba de Terrassa el pasado 17 de junio.

La madre de la niña sostiene en su denuncia que la maestra la increpó después de que pintara una bandera española, con el lema "Viva España", en la portada del álbum de trabajos del curso, de tema libre.

Cuando la alumna se sentó en su silla, mantiene la denuncia, la tutora se le acercó por detrás, la levantó y la tiró al suelo, lo que provocó que la menor se golpeara en la espalda.

Publicidad

Posteriormente, según la denuncia, la agarró por la camiseta, la levantó y la echó de clase mientras la sujetaba por el cuello.

La denuncia por esta supuesta agresión escolar la recibió inicialmente el juzgado de instrucción número 3 de Terrassa, que estaba de guardia el día que se entregó en el juzgado, si bien el caso ha acabado en manos del juzgado número 2, porque estaba de guardia cuando ocurrieron supuestamente los hechos.

Publicidad

Tras abrir diligencias, el juez ha dado traslado a la Fiscalía, con el objetivo de que el ministerio público informe sobre por qué delito considera que se tiene que seguir la investigación.

Por el momento, según el TSJC, el magistrado está a la espera de recibir la respuesta de la Fiscalía.

Paralelamente, la consellería de Educación ha abierto un expediente disciplinario por una falta leve a la docente, mientras la directora del centro ha remitido una carta a la familia de la alumna en que lamenta los hechos y se compromete a adoptar medidas organizativas para que en el futuro ninguna de sus hermanas coincida con la profesora.

De hecho, la alumna de diez años y su tutora no coincidirán en el próximo curso escolar.

Al trascender este caso, la consellería de Educación alegó que no había quedado probado que hubiera "maltrato físico"a la menor por parte de la tutora pero sí reconoció que esta había rasgado en público el trabajo de la alumna y la dejó sola en el pasillo, por lo que le ha abierto un expediente por una falta leve.