Un verano lleno de estrellas

El Festival de Cap Roig anunció ayer su cartel que incluye 28 conciertos con nombres ilustres de los últimos 50 años de música popular como Luis Miguel, Sting, Bryan Ferry, Mana, Andrea Bocelli, Texas, Manolo García o Joan Baez

El escenario principal de Cap Roig suele superar el 90 por ciento de ocupación año tras año, lo que demuestra el tirón popular del evento
El escenario principal de Cap Roig suele superar el 90 por ciento de ocupación año tras año, lo que demuestra el tirón popular del evento

El Festival de Cap Roig anunció ayer su cartel que incluye 28 conciertos con nombres ilustres de los últimos 50 años de música popular como Luis Miguel, Sting, Bryan Ferry, Mana, Andrea Bocelli, Texas, Manolo García o Joan Baez.

Si antes las bicicletas eran para el verano, ahora parece que no hay tiempo ni para eso, sólo hay tiempo para la música. Los festivales de verano concentran tanto talento musical en la costa catalana durante esos días que pronto hasta las playas van a quedar desiertas, a menos que pongan los escenarios en el mar. El último en anunciar sus grandes citas para este próximo julio y agosto ha sido el Festival de Cap Roig, que vuelve a apostar por un heterogéneo grupo de estrellas de la música para que todos encuentren «su» concierto al que ir y disfrutar.

De esta forma, del 13 de julio al 22 de agosto estos hermosos jardines a los pies de la localidad de Calella de Palafrugell acogerán hasta 28 conciertos, con nombres ilustres que incluyen a Sting, Bryan Ferry, Maná, Juanes, Joan Baez, Andrea Bocelli, Roger Hodgson, Manolo García, Texas, Damien Rice, James Blunt, Morat, Antonio Orozco, Luz Casal, Jarabe de Palo, Macaco y Loquillo, entre otros.

Un regreso esperado

El gran Luis Miguel, que regresa a los escenarios tras unos convulsos últimos años, inaugurará el Festival el 13 de julio, en el que será una de las fechas a marcar en rojo del festival ya que el mexicano sigue siendo el cantante más popular de toda Hispanoamérica y un icono absoluto de la música latina. Su voz profunda y liviana a un tiempo y su carisma y simpatía natural volverán a enamorar a sus muchos admiradores, seguro.

A partir de aquí llegarán las actuaciones de doce artistas internacionales y 16 nacionales, de un Sting que volverá al festival tres años después o una Joan Baez que ha asegurado que ésta será su última gira antes de abandonar definitivamente los escenarios. «Buscamos agradar al máximo de públicos posibles y contar con los mejores músicos, buscando siempre el equilibrio entre los nombres internacionales y los locales», reseñó ayer Juli Guiu, director del evento.

Además, el festival también ofrecerá el regreso del exlíder de Roxy Music, Bryan Ferry, o el cofundador de Supertramp, Roger Hodgson, con conciertos dedicados a las mejores canciones de sus grupos de referencia. Completan la programación Rosario, Sergio Dalma, Hombres G, Taburete, Pablo López, Els Catarres y Joan Dausà.

En el apartado infantil, el festival incluirá las actuaciones del ilusionista Mag Lari y el de Dàmaris Gelabert. Por su parte, el concierto solidario de este año, a cargo de Antonio José, será en beneficio de la organización TRESC de Girona, que trabaja en favor de la inserción laboral de las personas con discapacidad y enfermedad metal. Andrea Bocelli será el encargado de cerrar el festival el 22 de agosto en una noche clásica elegante y cosmopolita.

Cap Roig sigue consolidándose como uno de los festivales de referencia del verano, con un impacto económico surgido directa e indirectamente del mismo de más de 15 millones de euros. A su oferta musical se le añadirá, como cada año, una experiencia gastronómica completa que correrá a cargo del Restaurante Via Veneto, una apuesta por los productos de temporada y de proximidad. «Buscamos potenciar el festival como una suma de experiencias. Una experiencia cultural y musical, pero también una experiencia social, económica y gastronómica», afirmó ayer el director general de la Fundación Bancaria “la Caixa”, Jaume Giró.

El castillo de Cap Roig sigue, de esta forma, en busca de ampliar su explotación y ya se han iniciado las obras para habilitar las salas que próximamente albergarán seminarios y debates, y en septiembre está previsto que empiece la segunda fase de estas obras y se construya un nuevo auditorio «integrado en el paisaje». Antes, por eso, espera un verano muy intenso.