Admite el asesinato con 58 puñaladas y alega trastorno

Alegó que debe considerarse la atenuante de trastorno mental transitorio

Alegó que debe considerarse la atenuante de trastorno mental transitorio

La defensa del hombre acusado de matar el año pasado en Alicante a la hija de su vecina tras asestarle 68 puñaladas por causar molestias de ruido admitió ayer la comisión del delito de asesinato, pero alegó que debe considerarse la atenuante de trastorno mental transitorio.

En la segunda sesión del juicio con jurado sobre esta causa en la Audiencia de Alicante, el abogado del procesado modificó la posición que había sostenido de manera inicial, cuando solicitó la libre absolución de su defendido. En ese momento, adujo que debía aplicársele la eximente de enfermedad mental, agravada por su adicción a las drogas.

Ayer, en la fase final del juicio, el defensor reiteró que el acusado padecía un brote psicótico que anuló la conciencia sobre sus actos.

También insistió en que él, su padre y la doctora que realizaba su seguimiento en la Unidad de Conductas Adictivas pidieron reiteradamente que fuese internado en centro médico para recibir tratamiento adecuado, sin que se llegase a autorizar su ingreso.

Aunque explicó que no puede negarse que el procesado fue el autor del apuñalamiento, planteó que se le condene solo a 10 años de prisión, por los delirios que padecía.