Política

«Apelamos al voto reflexionado. Quien se sienta de centroderecha que vote al PP»

Por edad, entra en la categoría de los «millennial», aunque no lo parezca por su currículum cumplirá 34 años poco después de las elecciones. Es licenciada en Derecho y Ciencias Políticas, diputada nacional y portavoz adjunta en el Congreso desde que Pablo Casado asumió el liderazgo del PP.

-Su trayectoria política tiene Madrid como destino. ¿Le gusta más la política nacional?

-En política suelen decidir por ti, aunque yo estoy encantada de defender los intereses valencianos en Madrid. Empecé haciendo política universitaria. Defendí, sin estar afiliada al PP, cosas que no están tan alejadas a las de hoy, luchando contra el catalanismo de la universidad.

-¿Qué cambios ha habido desde entonces?

-En aquel momento la izquierda no estaba en la Generalitat, estaba el PP. Sin embargo, el catalanismo estaba muy dentro de la universidad y no me gustaba. Fui representante de la Junta de Centro de la Facultad de Derecho y miembro del claustro de la Universidad. Hoy, por desgracia, lucho en el Congreso contra el nacionalismo. En la Comunitat, el problema es que el Consell se ha encargado de importar este veneno. Intentan llevar el modelo en Cataluña adoctrinando en las escuelas, donde han impuesto un modelo sectario, y con leyes como la de Mancomunidades, a la que presenté el recurso de inconstitucionalidad. Esto ocurría en los 80 y 90 en Cataluña.

-¿El sentimiento nacionalista pesa en la Comunitat?

-Su objetivo es que lo tenga y se podría conseguir con el tiempo. Si adoctrinan desde los cuatro años es muy difícil cambiarlo.

-No dudó en apoyar a Pablo Casado. Ahora forma parte de su equipo. ¿En qué se diferencia al PP de Mariano Rajoy?

-Aposté por él porque creía que a este gran partido le hacía falta regeneración, pero no solo por cuestión de la edad de sus líderes. Las ideas no han cambiado, pero sí hacía falta una defensa clara de ellas. Este es un PP renovado que defiende nuestros principios y valores.

-¿Qué aporta Aznar?

-Como Rajoy, es un activo. Todos no pueden decir lo mismo, Zapatero es un pasivo. Estamos muy contentos de que apoye la campaña. Él dijo en Valencia que nos jugamos muchísimo porque está amenazada la integridad de nuestro país. Hemos visto al PSOE más radical de la historia. Sánchez ha hecho concesiones permanentes al populismo de izquierdas, al nacionalismo e incluso a los proetarras.

-¿Vendrá Rajoy a hacer campaña a Valencia?

-Rajoy ha apoyado al partido siempre y lo hará ahora.

-¿Cuánto le preocupa VOX?

-Ya no hay mayorías absolutas. Esto va de bloques, que gobierne el de izquierdas o el de centroderechas. Las encuestas dicen que pudiendo conseguir más votos, la izquierda puede lograr más escaños. Los que se identifiquen con el centroderecha, que crean en la libertad, las leyes y la Constitución y la unidad de España, si quieren que gobiernen el PP que apuesten por él. No apelo al voto útil, es una expresión que no me gusta demasiado, sino al voto reflexionado.

-¿Habrá algún día un pacto entre PP y PSOE?

-El PSOE de Sánchez está totalmente escorado a la izquierda. Con él no nos podemos encontrar.

-¿Incluirá el PP en su programa electoral algún cambio sobre el aborto?

-Casado ha dejado clara esta postura. Hay un recurso en el Tribunal Constitucional sobre la ley del aborto y esperaremos a que se pronuncie. El PP ha presentado una Ley de Maternidad para que ninguna mujer aborte por falta de recursos.

-¿Se ha quedado fuera el PP de la defensa de los derechos de la mujer por quedarse al margen de las manifestaciones?

-En nuestro ADN va la defensa de la igualdad entre hombres y mujeres. Como muestra la candidata a la Generalitat, Isabel Bonig, la del Ayuntamiento de Valencia, María José Català o yo misma. Mujeres y sin cuotas.

-¿Qué balance hace del trabajo de Isabel Bonig?

-Ha hecho una gran oposición, y lleva el mejor programa electoral posible. Siempre hemos estado coordinadas y los últimos siete meses aún más.

-¿Tendrá el PP gran acto de final de campaña? Pedro Sánchez lo hará en Valencia.

-Pablo Casado también tendrá en Valencia uno de sus últimos actos. Él es medio valenciano, su mujer es ilicitana y su hijo nació en Valencia. Es plenamente conocedor de nuestros problemas y el único que se ha comprometido a cambiar el modelo de financiación que tanto necesita esta Comunitat.

-El presidente Puig habla de la invisibilidad a la que se ha sometido a la Comunitat durante décadas.

-No hemos sido invisibles. Sí hace falta una cambio de modelo de financiación. En los últimos siete meses he vivido concesiones permanentes a Cataluña porque había que pagar el precio por los votos de la moción de censura, ninguna a la Comunitat.

-¿Cuál es la primera medida que le gustaría que apoyase el próximo Congreso como diputada valenciana?

-Destacaría medidas para la situación de los agricultores citrícolas valencianos.

-Parece que los indecisos darán la victoria al bloque de izquierdas o de derechas ¿Cómo piensa el convencerlos el PP?

- Hemos demostrado que sabemos gestionar bien todas las áreas pero no sabemos comunicarlo. Lo peor que tenemos es que no nos sabemos vender.

-¿Seguirá pasando factura la corrupción al PP?

-El PPCV está totalmente renovado, igual que en el PP. Las personas que tienen cargos de responsabilidad no tienen nada que ver con los casos de corrupción. Que sigan los procesos judiciales y quien lo ha hecho que lo pague.