Arrancan las primarias del PSPV con dudas sobre la igualdad entre los aspirantes

Gaspar critica que Puig no deje la secretaría general mientras dura la campaña

Gaspar formalizó ayer su voluntad de presentarse a las primarias
Gaspar formalizó ayer su voluntad de presentarse a las primarias

Poco ha durado la paz interna en el PSPV. Veinticuatro horas después de que el Comité Nacional aprobara por unanimidad y sin reproche alguno el reglamento para las primarias abiertas, el aspirante y alcalde de Faura, Toni Gaspar, sembró las primeras sospechas sobre la igualdad de oportunidades y la transparencia del proceso para elegir al próximo candidato socialista a la Generalitat Valenciana.

En la primera jornada del proceso, Gaspar afeó a su contrincante, el secretario general, Ximo Puig, que no haya delegado temporalmente sus funciones como líder del principal partido de la oposición. Criticó también, que no se le consultara la composición de la Comisión de Garantías, liderada por Rafael Rubio.

«No ha sido un buen comienzo», comentó. Aun así, expresó su «confianza» en que Puig sabrá «compatibilizar» el cargo orgánico con la campaña. «Tiene que ser un proceso ejemplar. Nos jugamos mucho. De este proceso saldrá el próximo presidente».

Puig no pudo contestar a su rival, ya que ayer viajó a Bruselas junto a las víctimas del accidente del metro. En su lugar, el secretario de organización, Alfred Boix, defendió que Puig no puede abandonar la labor de oposición al PP, aunque auguró que durante la semana oficial de campaña sí se apartará del cargo orgánico.

Antes de partir a la sede de la Unión Europea, Puig formalizó su intención de comenzar con la recogida de avales (necesita el diez por ciento de la militancia para ser candidato oficial, es decir, 1.643). Afirmó que afronta el proceso «animado» y explicó que no dimitirá como secretario general si pierde las primarias abiertas.

Respecto a la retirada del portavoz, Francesc Romeu, que había afirmado en numerosas ocasiones que plantaría batalla, se limitó a comentar que es una «decisión personal» que respeta. «El único adversario que tiene el PSPV es el PP», zanjó.

Respecto al proceso, Boix aclaró que el partido cederá a los candidatos datos como las agrupaciones y los teléfonos de contacto. Después, cuando finalicen los quince días habilitados para la recogida de avales, se pondrá a su disposición los medios de Blanqueries. En ese momento, comenzará la fase de movilización ciudadana. Podrán inscribirse en el censo los valencianos mayores de 16 años que firmen un compromiso con los valores progresistas y paguen una cuota simbólica, de dos euros. También se permitirá la inscripción a través de internet.

La Comisión de Garantías, según apuntó Rubio, podrá invalidar el voto de aquellos que no cumplan los requisitos. En cualquier caso, explicó que es «normal» que muchos quieran bajarse del barco del PP antes de que se hunda y participen en las primarias.

Puig lleva a la UE el accidente de metro

El secretario general del PSPV, Ximo Puig, viajó ayer a Bruselas con la Asociación de víctimas del accidente del metro de julio de 2006, en el que fallecieron 43 personas, con el objetivo de que se «aclare» lo ocurrido. En este sentido, señaló que las Instituciones han de pedir perdón. Por su parte, la consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig, mostró su voluntad de facilitar a cualquier institución nacional o internacional competente la información que sea necesaria.

Claves

- 9 de marzo. Fecha de la votación. Será a una vuelta.

- Dos euros. Es la cuota para la ciudadanía. Los militantes no pagan.

- 16 años. Edad mínima para participar. En 2015, ya podrán votar.

- Tres fases: recogida de avales (mínimo de 1.643), movilización ciudadana y una semana de campaña electoral (cuando habrá debates cara a cara entre los candidatos)