Barberá dice que Urdangarín le presentó ideas, «no un proyecto"de Valencia Summit»

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, afirmó en su declaración ante el juez que investiga el caso Nóos que Iñaki Urdangarin le presentó ideas pero no un proyecto "concreto"de Valencia Summit, una cumbre sobre ciudades y deportes de la que se celebraron tres ediciones en la ciudad.

En esta declaración, realizada el pasado 16 de noviembre y a la que hoy ha tenido acceso EFE, la alcaldesa reitera: "No concreté nada, no ordené nada, no presioné nada, no decidí nada, no firmé nada, no voté nada".

Barberá indica que recibió a Urdangarin en la Alcaldía en enero de 2004 después de que el expresidente del COI Juan Antonio Samaranch le hablara de que Urdangarin llevaba adelante algún tipo de proyecto deportivo-turístico, y le expuso "una serie de ideas"pero no "un proyecto establecido, no había un proyecto estructurado".

Destaca que se reunió con Urdangarin porque "era vicepresidente del COE, medallista olímpico y un hombre con muchas relaciones internacionales relacionadas con el deporte y, efectivamente, era el yerno de Su Majestad", además de porque su función como alcaldesa es "escuchar ideas".

La alcaldesa afirma que en esa reunión se presentaron "ideas de desarrollo de jornadas, de jornadas de debate, personalidades de todo el mundo, con profesores de universidades de todo el mundo", pero no era un proyecto elaborado.

Según Barberá, "siempre dijo que se haría a través de una entidad que tenía que se llamaba Nóos", una entidad sin ánimo de lucro, "y yo me lo creí".

Ante la pregunta del fiscal si se siente engañada, la alcaldesa contestó: "Al parecer ha habido algo más que ánimo de lucro, ¿no?"

En esa reunión la alcaldesa le comentó que tenía que estructurar un proyecto concreto y presentarlo, y sugirió dos entidades que se dedicaban a la promoción de Valencia: CACSA y Turismo Valencia Convention Bureau, pero no le indicó ninguna persona de contacto.

"Hasta ahí sé, porque yo ni llamé para decir que iba a ir nadie, ni desde luego di la menor instrucción, ni di ninguna orden, ni presioné para nada, ni voté para nada, ni decidí, ni firmé, como he dicho siempre", insiste en su declaración.

Barberá añade que aquella reunión con Urdangarín fue algo "colateral"en su agenda dado que afrontaba en aquellos momentos "un cúmulo de acontecimientos de importancia internacional", entre ellos la negociación con el Gobierno de la financiación del Consorcio Valencia 2007 para la Copa del América.

Ante la insistencia sobre si le presentaron un dossier, reitera: "No sé si eran sueltos o cosidos, pero que no pasaban de ideas".

Respecto a una reunión en la Zarzuela junto con el expresident de la Generalitat Francisco Camps, Barberá asegura que ha ido "muchísimas veces, siempre con los Reyes"a la Zarzuela pero no tuvo una reunión allí con Urdangarin "de ninguna manera".

Sobre el desarrollo del Valencia Summit, Barberá dice no haber despachado nada sobre la organización del congreso, y reconoce que, "por el conjunto de todo"el incremento del turismo, fue "muy importante"y el nombre de la ciudad de Valencia se relanzó, pero dice desconocer por qué no se celebró una cuarta edición del congreso.

Sobre la fundación Turismo Valencia, explica que se trata de una entidad cultural privada y que su director, José Salinas, también director del Consorcio, "nada tuvo que ver ni mediar ni participar en la organización".

Respecto a los Juegos Europeos, Barberá sostiene que asistió a una comida invitada por la Generalitat, en la que participó Urdangarín y se habló de ellos, pero asegura que ella "no sabía ni lo que eran"y que a esa reunión asistió como "testigo mudo".

Otra de las cuestiones abordadas en su declaración fue los Juegos de la Juventud, a los que renunció tras una llamada de teléfono del entonces alcalde de Madrid Alberto Ruiz Gallardón, que alertaba de un posible perjuicio para la capital en un momento en que se iba a decidir la sede de las Olimpiadas de 2016.

Barberá es uno de los testigos en la causa que investiga los convenios por 3,5 millones de euros firmados con el Instituto Nóos por entidades relacionadas con la Generalitat y el Ayuntamiento, y sobre la que también debe declarar en la misma condición el expresident de la Generalitat Francisco Camps.