Literatura

«Carlos V es uno de los cinco hombres más poderosos de la historia»

Entrevista a José Luis Corral, historiador y novelista

El autor de «El dueño del mundo»
El autor de «El dueño del mundo»

Entrevista a José Luis Corral, historiador y novelista

José Luis Corral (Daroca, 1957) es historiador y novelista. Le gusta marcar la diferencia entre ambas dedicaciones, tan complementarias como contrastantes. La historia requiere documentación, precisión, exactitud, certeza. La novela, por el contrario, requiere imaginación y apertura creativa para lograr que el lector interiorice un relato que en nada debe parecerse a lo escrito hasta el momento en la literatura si quiere sorprender. En esa compleja ecuación, la de la inspiración envuelta de la más concreta verdad, se mueve como pez en el agua Corral. «El dueño del mundo», que narra la decadencia de Carlos V, es la tercera y última parte de la saga de los Austrias, su último gran trabajo literario. Atiende a LA RAZÓN Comunitat Valenciana todavía abrumado por la recepción de este título final.

-¿Qué historia cuenta «El dueño del mundo»?

-La trilogía cuenta la propia historia personal de Carlos V y de su tiempo. Es una etapa de medio siglo de presencia de los Austrias en España. Lo que significa esta novela en concreto es la culminación de un proceso que comienza con la muerte de Isabel la Católica en la primera novela, se desarrolla con el triunfo del emperador Carlos en la segunda, y termina con el encumbramiento de Carlos en 1547. Un momento álgido de poder, de prestigio, personal y político. Pero también retrato el inicio de la decadencia. Es una novela de dos partes: la consecución del triunfo y el inicio de la decadencia hasta su muerte en el monasterio de Yuste. El dueño del mundo puede comenzar a decaer personalmente. Un paralelismo entre el decrecimiento personal y la pérdida de los objetivos vitales.

-La realidad y la ficción quedan muy bien difuminadas en esta novela.

-Lo que pretendo en mis novelas es que la realidad y la ficción no chirríen. Cuando se lee una novela histórica hay que tener en cuenta que se está leyendo una novela, no un libro de historia.

-¿Qué encontrará de novedoso el lector en este tomo?

-Primero, con la evolución de uno de los personajes más importantes de la historia del mundo. No digo ni para bien ni para mal, pero es muy relevante. Es uno de los cinco grandes poderosos que ha habido a lo largo del tiempo: está al nivel de Alejandro Magno o César Augusto. Esto no es poco. El lector va a ver cómo un personaje tan poderoso inicia una decadencia hasta el final, y cómo, pese a tal poder, tuvo una serie de problemas personales en el último tramo de su vida, que van moldeando el carácter de Carlos.

-Pese a lo que se ha tratado y retratado esta época y esta familia, no conocíamos mucho esta última faceta de Carlos V.

-Libros sobre el tema hay desde el siglo XVI. Se han hecho grandes crónicas sobre el emperador. En tiempo real ya se escribía sobre sus conquistas. La bibliografía que hay sobre los Austrias es apabullante. Creo que lo novedoso de esta saga es que he intentado acercarme al personaje de un ser humano que tiene pasiones como los demás. Y que, aunque son como las de los demás (amor, odio, ambición de poder, sexo...), el hecho de ser el emperador, un personaje un tanto mesiánico, condiciona su propio comportamiento personal. Esto no lo había visto muy claro en muchos libros. Su perfil psicológico y como gobernante, no obstante, sí que estaba desarrollado, pero ambas interacciones no. Creo que esta es una gran novedad.

-Y la saga de los Austrias podría dar para varias trilogías más.

-Uno de los mayores problemas que he tenido ha sido el tener que desechar una gran cantidad de material de documentación. Me hubiera gustado explayarme mucho más.