Compromís lleva las protestas contra el ERE de RTVV al balcón

Desalojados tres empleados por «intentar lanzar» un chaleco a Barberá

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ayer en el balcón del Ayuntamiento

Miembros de la seguridad privada de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y agentes de la Policía Local desalojaron ayer del balcón del Ayuntamiento a dos trabajadores de Radiotelevisión Valenciana (RTVV) afectados por el ERE y a otro empleado del ente público, que habían sido invitados por Compromís.

Los hechos se produjeron al finalizar el disparo de la «mascletà» cuando, según el relato de un miembro de seguridad, una de estas tres personas, que llevaban las habituales camisetas rojas de protesta contra el ERE, sacó un chaleco rojo con la intención, según su versión, de lanzarlo a la alcaldesa. Esta persona era el ex cámara Manuel Ortiz, que explicó que fue el agente quién le sacó del bolsillo esta prenda, que se rompió en el forcejeo. Fue, según él, la parte que se quedó la que tiró «por la rabia».

En esta línea, aseguró que esperaba asomarse al balcón para saludar a los compañeros que cada día se concentran en la calle. Llevaba el chaleco rojo «para unirse a ellos después».

También fueron desalojados el vicepresidente del Comité de empresa del ente público, Vicent Mifsud, que sigue en la plantilla, y la ex presentadora Xelo Miralles, también despedida y que subrayó que se quitaron la chaqueta porque tenían calor y llevaban las camisetas reivindicativas que «siempre» llevan.

El portavoz de Compromís, Joan Ribó, afirmó que quisieron invitar a personas que «sufren problemas o despidos» como el colectivo de afectados por los bebés robados que, según él, han acudido al balcón y han posado con la alcaldesa con sus camisetas reivindicativas.

El concejal de Seguridad, Miguel Domínguez, por su parte, indicó que habían advertido «de que no montaran ningún número». Se les desalojó, por tanto, «por mostrar camisetas de protesta y querer tirarlas».

Por otra parte, las diez fallas de la Sección Especial de Valencia protagonizarán un apagón este sábado para protestar por la falta de antelación en la concesión de permisos administrativos para la instalación de puestos de mercado o alimentación.