Consum crea una línea de ayudas económicas para sus trabajadoras víctimas de violencia de género

La Razón
La RazónLa Razón

VALENCIA- La cooperativa Consum implantará a partir del 1 de diciembre de 2013 una ayuda mensual de 150 euros para las trabajadoras que sean víctimas de la violencia de género.

Según informaron ayer fuentes de esta empresa, se trata de una paga mensual para apoyar a las mujeres que sufren o han sufrido esta situación, ayudando a dar cobertura a las necesidades económicas que puedan tener las afectadas.

Dicha cantidad, así como la aplicación de la medida, será revisada anualmente por el consejo rector de Consum.

«Hemos querido poner nuestro granito de arena para acabar con esta lacra social y ayudar a sobrellevar sus consecuencias a las mujeres afectadas», afirmó el director de Personal de Consum, Evarist Casany.

Con independencia de esta ayuda, Consum cuenta desde 2004 con una serie de medidas de protección para las empleadas víctimas de la violencia de género, que engloban una serie de beneficios relacionados con la flexibilidad temporal y espacial.

Entre ellas se encuentran el derecho preferente para ocupar puestos de igual nivel si necesitan cambiar de residencia, permiso retribuido para la realización de gestiones como el cambio de residencia, asistencia a juicios o tratamientos médicos y suspensión de la relación laboral con reserva de puesto de trabajo hasta que la mujer afectada normalice su situación.