Educación regula la relación entre el colegio y los padres separados

Los progenitores se oponen al horario de jornada continua

La Administración establece cómo ha de actuar el centro en aspectos como el colegio donde escolarizar al niño
La Administración establece cómo ha de actuar el centro en aspectos como el colegio donde escolarizar al niño

valencia- La Administración da un paso más en la mediación entre los colegios y las familias. Concretamente, la Conselleria de Educación ultima un protocolo de actuación que regulará las relaciones de los centros educativos con los padres separados o divorciados para evitar los conflictos entre los progenitores y los colegios donde escolarizan a sus hijos.

La consellera del ramo, María José Català, anunció ayer esta medida, que será consensuada con las principales asociaciones de padres con custodia compartida. La medida, según Català, dará respuesta a las peticiones de las principales asociaciones que promueven la custodia compartida en la Comunitat Valenciana, con las que la Conselleria ha mantenido diversos encuentros.

La actuación también responde al hecho de que se han detectado en centros escolares situaciones conflictivas debido a la divergencia de intereses entre los padres y madres de los alumnos.

«El protocolo trata, por lo tanto, de aclarar cómo deben actuar los centros teniendo en cuenta los derechos y deberes que asisten a los progenitores en función de si tienen la patria potestad o la guarda y custodia».

El documento permitirá especificar cómo debe actuar el centro ante aspectos como la competencia en la elección del colegio donde escolarizar a los alumnos, la recogida de los menores a la salida del centro o el derecho a la información cotidiana de la madre o del padre separado que no convive con el hijo.

No a la jornada continua

Por otra parte, la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (FAPA) de Valencia manifestó ayer su rechazo a la propuesta de la Conselleria para establecer la jornada continuada en los centros públicos y concertados de la Comunitat.

FAPA-Valencia indicó que la jornada continuada no responde a les necesidades del alumnado y explicó que no es cierto que mejore el rendimiento académico, ya que existen estudios que concluyen que hay entre un 10 y un 20 por ciento más de fracaso escolar entre los niños con este horario.

Asimismo, la organización puso en duda la gratuidad de las actividades extraescolares que deberán tener los centros para garantizar la conciliación familiar y laboral, ya que los colegios, «muchos de ellos ahogados por la deuda de la administración, no tendrán dinero para afrontar el gasto». Esto supondrá que las extraescolares «acabarán dependiendo de las AMPA y por tanto el coste será para las familias».