El Consell celebra el nuevo PHJ, que «rehabilita» el Júcar-Vinalopó

Con cuatro años de retraso, el Gobierno central ha presentado el proyecto de regulación hidrológica del Júcar

Imagen del trasvase Júcar-Vinalopó en la población de Cullera
Imagen del trasvase Júcar-Vinalopó en la población de Cullera

Valencia- La Conselleria de Presidencia y Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua consideró ayer que el nuevo proyecto del Plan Hidrológico del Júcar (PHJ) es un documento «equilibrado que recoge los intereses y derechos» de la Comunitat.

El documento elaborado por el Ministerio de Agricultura, con cuatro años de retraso, rehabilita el trasvase Júcar-Vinalopó, hasta 80 metros cúbicos, por lo que se contempla la llegada de aguas excendentarias del Júcar al Vinalopó, Alicantí y Marina Baja.

Además, mantiene intacta la prioridad de los riegos tradicionales de la Ribera del Júcar y deja a salvo los abastecimientos al estimar que ostentan la mayor prioridad.

Recoge también el abastecimiento urbano de La Ribera para los municipios de la comarca y propone un total de 31,5 hectómetros cúbicos de agua superficial de calidad, con lo que la Generalitat cree que se resuelve un «problema histórico».

Según el Ejecutivo valenciano, el proyecto mantiene el ámbito histórico de planificación y gestión, a diferencia de la legislación impulsada por el Gobierno socialista, «que fragmentaba la Demarcación y excluía de la misma a las cuencas intracomunitarias», lo que supuso un recurso de la Generalitat al Tribunal Supremo, que fue ganado.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente sacó ayer a consulta pública su propuesta, que contempla inversiones por valor de 5.173 millones de euros en materia medioambiental y de infraestructuras.

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, declaró a Efe que la apertura del proceso supone «un importante avance para la planificación hidrológica».