Comunidad Valenciana

El Consell ejecuta hasta junio solo el 13,6 por ciento de las inversiones

De los 745,3 millones de euros que prevé gastar a lo largo de este año, la Generalitat ha invertido hasta el pasado mes de junio únicamente 88,2

Junio es un buen mes para hacer balance del año: darte cuenta de dónde estás, qué acciones debes corregir y cuáles mantener durante los seis meses que restan del año. En materia presupuestaria sucede lo mismo. El Gobierno valenciano tiene ya sobre la mesa los datos de ejecución presupuestaria actualizados con fecha 30 de junio de 2019, y algunos de ellos dan bastante que pensar.

Publicidad

Es el caso de la ejecución de las inversiones reales, el punto fuerte de cualquier presupuesto, ya que es donde se ve las acciones que realmente se están llevando a cabo. La Generalitat valenciana no obtiene hasta junio muy buenos resultados, puesto que de los 745,3 millones de euros que debe gastar este año en inversiones, solo ha ejecutado 88,2 durante los primeros seis meses del ejercicio, es decir, el 13,6 por ciento.

La cifra de inversión para este año era muy positiva, puesto que aumentó un 25,2 por ciento con respecto a la de 2018, aunque de poco sirve el incremento si el gasto finalmente no se realiza.

En materia de gasto de personal, el Capítulo 1 del presupuesto (y el más cuantioso) la ejecución, lógicamente, funciona a la perfección, puesto que las nóminas de los funcionarios no pueden dejar de pagarse. De los 6.233 millones de euros que el Consell calcula que gastará este año en dicho concepto, hasta el pasado mes de junio se habían pagado ya casi 3.000 millones.

Sin embargo, las transferencias corrientes (es decir, los recursos que otorga la Generalitat a otros organismos y administraciones para garantizar la prestación de sus servicios) no están muy al día. Hasta el pasado 30 de junio el Consell había pagado solamente 1.500 de los 5.000 millones que tiene previstos para esta partida.

Publicidad

Afortunadamente, en materia de ingresos las cosas funcionan bastante mejor. Es decir, el Consell es mejor recaudando que gastando.

Por ejemplo, de los 4.387 millones de euros que se prevé recaudar este ejercicio en materia de impuestos directos (es decir, el IRPF, el impuesto de Sociedades y el de Sucesiones y Donaciones), hasta junio se recaudaron casi la mitad. En cuanto a los indirectos (IVA, fundamentalmente, más el del tabaco, alcohol y juego), la recaudación a mitad de año es de 3.383 millones sobre los 7.562 que se espera ingresar.

Publicidad

Difícil cierre de las cuentas

Cuadrar los números este año será todavía más difícil. A la Generalitat no le cuadran las cifras, más aún teniendo en cuenta que sin los Presupuestos Generales del Estado aprobados, le van a faltar cerca de 1.700 millones de euros en varias partidas que Pedro Sánchez había prometido pero que ahora no van a llegar.