Política

El entramado societario de Zaplana retrasa la investigación y su excarcelación

Anticorrupción ya ha enviado tres veces a su fiscal al extranjero pero aún no se tiene la certeza de haber inmovilizado todos los activos por la complejidad del supuesto entramado

El expresidente Zaplana está ingresado actualmente en el hospital La Fe, en régimen penitenciario, y no se prevé su regreso a prisión, ni su excarcelación
El expresidente Zaplana está ingresado actualmente en el hospital La Fe, en régimen penitenciario, y no se prevé su regreso a prisión, ni su excarcelación

Anticorrupción ya ha enviado tres veces a su fiscal al extranjero pero aún no se tiene la certeza de haber inmovilizado todos los activos por la complejidad del supuesto entramado

El fiscal Anticorrupción que investiga la causa Erial se desplazó la pasada semana nuevamente a algún país europeo (probablemente Luxemburgo, si bien este extremo se desconoce por el secreto de sumario) para seguir tratando de desentrañar el presunto entramado societario que, según fuentes de la investigación, habría constituido Eduardo Zaplana en paraísos fiscales.

Si bien la investigación avanza a buen ritmo, no se prevé que el Ministerio Público pide la libertad de Zaplana en los próximo días.

Esta era la intención de Anticorrupción: tratar de bloquear todos los activos que posibilitaran una hipotética fuga de Zaplana. Una vez hecho esto, se pediría la libertad del expresidente de la Generalitat.

Pero cuando las comisiones rogatorias enviadas a Paraguay, Uruguay y Luxemburgo (podría haber más países que se conocerán cuando se levante el secreto) han comenzado a dar sus frutos y la Justicia de dichos países ha comenzado a colaborar, se ha descubierto un entramado societario complejo, según aseguran fuentes de la investigación.

De hecho, después de tres misiones al extranjero, la Fiscalía no considera controlado toda la arquitectura fiscal que, según fuentes de la investigación, habría ido construyendo el expresidente de la Generalitat.

Por otra parte, fuentes judiciales sostienen que no es intención de la jueza ni de la Fiscalía pedir que Eduardo Zaplana vuelva a la prisión, a no ser que el facultativo que le atiende le diera el alta, algo poco probable.

Lo que sí mantienen desde el Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia es un minucioso seguimiento de la enfermedad de Eduardo Zaplana, aquejado de leucemia y con diversas complicaciones, y se solicitan periódicamente informes al facultativo que lo trata, y que son supervisados por médicos forenses.

Así las cosas, no es previsible que la Fiscalía solicite la libertad de Zaplana en próximas fechas.

Tampoco consta que de momento vaya a haber más salidas al extranjero para proseguir la investigación, sino que se está a la espera de la remisión de informes desde el extranjero.