Política

El Estudio Intermitente, «good working» en el corazón del Cabanyal

Este innovador centro de negocios presta servicios a las empresas que necesiten un espacio donde realizar actividades. Pero va mucho más allá.

Cristina y Marta son dos jóvenes valencianas a las que la creatividad y las ganas de cambiar el mundo les salen a raudales. Desde un pequeño espacio en el corazón del barrio de El Cabanyal han sembrado lo que consideran el nacimiento de una nueva manera de emprender, trabajar y hacer negocios. El Estudio Intermitente es el nombre con el que, hace ya un par de años, bautizaron este espacio en el que, al entrar, dan ganas de quedarte y sentarte.

La idea surgió cuando la anterior socia de Marta, con la que compartía una agencia de creatividad y comunicación, decidió emprender un nuevo camino. A partir de ahí, esta joven valenciana, formada en Comunicación Audiovisual pero una apasionada desde siempre de la psicología y la sociología, decidió que era el momento de hacer algo más grande con aquel espacio, un centro de negocios.

Es el momento en el que Cristina aparece en escena y, las dos juntas, pusieron en marcha lo que hoy es El Estudio Intermitente, un lugar al que las empresas pueden acudir para celebrar reuniones, encuentros, presentaciones demostraciones, pero partiendo de la base de la transmisión de unos valores empresariales.

Lo que ellas denominan «good working» es, no solo una nueva manera de trabajar, sino también de entender lo que el trabajo representa en tu vida. «Trabajar en algo que no te apasiona es una idea del siglo XX», apunta Marta. Por ello, aparte de prestar los servicios a las empresas -se encargan de que todo esté adecuado a las necesidades de la compañía, del catering, de la limpieza- preparan una serie de conferencias y talleres con las que transmitirán esta nueva filosofía empresarial que cada vez cuenta con más adeptos.

«Uno de los triunfos que estamos teniendo es que vienen profesionales de todo tipo, empresas grandes y pequeñas, pero todas comparten los valores del Estudio Intermitente». Se trata de que los miembros de la compañía no se reúnan en una aséptica sala blanca de un hotel, sino que puedan hacerlo en un espacio acogedor, en un entorno amable y con unos valores de sostenibilidad e innovación social. Las dos empresarias aseguran que este año están llegando más clientes, el «boca a boca», el trabajo que están realizando en las redes sociales, y la creencia cada vez más implantada entre las empresas de que es necesario cuidar no solo qué se hace sino cómo, están provocando un incremento en el número de sus clientes.

«El Estudio Intermitente» ofrece tres tipos de servicios, en función de las necesidades específicas de la compañía que contrata: «Un momento inspirador», «Media jornada brillante» y «Un día extraordinario». El tiempo mínimo para contratar el espacio son tres horas, pero el servicio puede prolongarse durante días. Cristina y Marta no están allí, entregan las llaves, solo se encargan de que todo esté perfecto durante el tiempo que la empresa necesite el espacio.

Además, muy pronto ofrecerán un nuevo servicio, el «good working experience», dirigido a empresas grandes de fuera de Valencia que quieran compartir con sus trabajadores una semana en la ciudad.

Las ideas de Marta y Cristina son inagotables, y su afán por expandir esta filosofía de entender el trabajo, también lo es. Por ello, aspiran a que algún día, ojalá, hubiera sucursales del Estudio Intermitente por otras ciudades del mundo.

«Good Working School»

El buen funcionamiento que hasta ahora está viviendo este centro de negocios impulsó a Cristina y Marta a ir más allá y poner en marcha la «Good Working School», una serie de conferencias y talleres que arrancan este mismo mes de octubre. La primera será el próximo viernes y versará sobre inteligencia ejecutiva, yoga y «mindfullness». La conferencia es gratuita y, al finalizar, los asistentes que así lo deseen podrán apuntarse al taller sobre la misma temática que se celebrará al mes siguiente. Además, a través de su canal de Facebook, «Is goodworkin», difundirán contenidos relacionados con la temática.

La estrecha relación que une a este innovador centro de negocios con el barrio en el que se enmarca provocó que las dos socias decidieran poner en marcha también una serie de charlas para relanzar y dar a conocer El Cabanyal en el resto de la ciudad. Hasta ahora, el jefe de Comunicación del puerto de Valencia y uno de los cheff de la fundación Cruzcampo, han sido algunos de los ponentes de estas conferencias que por el momento están atrayendo a gran número de asistentes.