El número de empresas exportadoras crece un 37 por ciento debido a la crisis

La Razón
La RazónLa Razón

valencia- No hay mal que por bien no venga. Hasta la crisis económica ha tenido alguna que otra consecuencia positiva. En el caso de la Comunitat Valenciana ha provocado un aumento del 37,12 por ciento de las empresas exportadoras, lo cual equivale a más de 5.700 nuevas empresas que tenido que apostar por los mercados exteriores ante la parálisis de la demanda interna.

Este es uno de los datos que facilitó el conseller de Economía, Turismo, Comercio y Empleo, Máximo Buch, a los representantes institucionales que asistieron el pasado miércoles a la reunión para iniciar la elaboración del Plan de Acción Comercial Exterior (PACE), que se prevé que esté finalizado en marzo.

Una de las medidas que está ya determinada es la creación de una delegación comercial con el objetivo de identificar los proyectos de inversión del exterior que ayuden a desarrollar la economía valenciana y a generar empleo, el verdadero talón de Aquiles de la Comunitat.

El objetivo es atraer inversión extranjera poniendo en valor las fortalezas de la región. Según Buch, ahora es el momento de potenciar esta vertiente de la Comunitat como destino de inversiones, puesto que es un territorio más competitivo que nunca, es decir, más económico.

De hecho, durante los primeros seis meses del año pasado la Comunitat recibió una inversión extranjera productiva con un valor superior en un 85 por ciento al recibido en el primer semestre de 2012.

Se organizarán también misiones de inversores para mostrar in situ el potencial de la Comunitat y acciones de promoción exterior en otras partes del mundo, además de estudios sobre cuáles son los países con mayor capacidad de crecimiento a corto y medio plazo, así como aquellos con más potencial de emisión de turistas hacia la Comunitat.

Los miembros del Consejo del PACE, entre los que se encuentran representantes institucionales, empresariales e incluso cuatro grandes empresas internacionalizadas, deberán trazar las grandes líneas de este plan, que se pondrá en marcha este mismo año. El presupuesto con el que cuenta se nutrirá de la partida del Instituto Valenciano de Comercio Exterior (Ivace), que está dotada con doce millones de euros.

El Consejo, que empezará a trabajar en breve, estará dividido en dos comisiones. Una encargada de la promoción exterior y otra de la captación de inversiones.