El tripartito deja sin becas a los alumnos de las universidades privadas

El PSPV presenta una enmienda en la que también segrega a las víctimas de la violencia de género y propone que se beque sólo a aquellas que estudien en las universidades públicas

La exconsellera y diputada María José Catalá, reclamó el derecho a optar a becas de los estudiantes de las privadas
La exconsellera y diputada María José Catalá, reclamó el derecho a optar a becas de los estudiantes de las privadas

El tripartito gobernante rechazó ayer en Les Corts la proposición no de Ley presentada por el PP para que los estudiantes de la universidades privadas puedan acceder a las becas de la Generalitat, siempre que cumplan los mismos parámetros de renta y patrimonio que los estudiantes de las universidades públicas.

Al PSPV y Compromís, con el apoyo de Podemos, no les importó el razonamiento esgrimido por el PP de que los estudiantes, con idéntico nivel de renta y patrimonio, eran discriminados si estaban en la privada, a pesar del esfuerzo que hacían ellos o sus progenitores de pagarse la educación, y ahorrar, de este modo, a la Administración casi 6.000 euros al año.

El tripartito se quedó en la comparación del coste de un curso en la Universitat de Valencia, que oscila alrededor de los 1.300 euros, y los más de siete mil, en adelante, que alcanzan las matrículas de la pública.

La diputada del PP, María José Català explicó que la Generalitat aportaba 6.000l euros por alumno de las universidades públicas.

Explicó también que el tripartito había activado la «apisonadora ideológica» y que en el derecho autonómico comparado, «habían vuelto a ser pioneros» ya que ninguna autonomía ha vetado el acceso a las becas a los alumnos de universidades privadas.

La diputada del PSPV, Eva Alcón, puso el ejemplo de la Sanitat y dijo que ante las listas de espera, una persona no podía irse a la sanidad privada y pasar el cargo a la Generalitat, y dijo que con las universidades pasaba algo similar. Alcón reconoció que no había estado afortunada al presentar una enmienda a la proposición del PP en las que pedía que se becara a las víctimas de violencia de género «que estudian en las universidades públicas».

Por su parte, Sandra Mínguez, de Podemos, preguntó al PP cómo podía exigir becas cuando el ministro Wert había subido las tasas, pero no supo contestar al apoyo que daban al Consell que no las ha bajado.