«En moda es imprescindible viajar y aprender de los mejores»

El diseñador valenciano Adrián Salvador
El diseñador valenciano Adrián Salvador

El diseñador valenciano Adrián Salvador es director creativo de su marca «Onesixone» que hoy triunfa en la Gran Manzana. Ha vestido a Michelle Obama y ha diseñado para Anna Wintour y Adolfo Domínguez.

El diseñador valenciano Adrián Salvador es director creativo de su marca «Onesixone» que hoy triunfa en la Gran Manzana. Ha vestido a Michelle Obama y ha diseñado para Anna Wintour y Adolfo Domínguez.

–¿Quién es Adrián Salvador?

–Un diseñador valenciano formado en la Universidad CEU Cardenal Herrera y apasionado por la creatividad, la moda, el diseño, la arquitectura, la gastronomía y por todo aquello que pueda inspirarme en mi día a día. Hace ahora siete años decidí crear mi propia marca de moda, «Siemprevivas», y desde hace un año trabajo además como director creativo de «Onesixone».

–¿Cuál es su punto fuerte en cuanto a lo que diseña?

–No sé si es mi especialidad pero lo que más me gusta es todo lo relacionado con el proceso creativo; la búsqueda de referencias y conceptos en los que inspirar al equipo y a nuestras clientas.

–En 2012 tuvo la oportunidad de vestir a la primera dama de los Estados Unidos, Michelle Obama. ¿Qué supuso eso para usted a nivel personal ¿Implicó algún cambio en su carrera?

–Fue una gran sorpresa y una experiencia muy importante que me hizo darme cuenta de lo importante que es la perfección en el trabajo en todo momento, da igual quien lleve tus prendas.

–Es joven, pero ya ha trabajado con grandes de la moda como Anna Wintour. ¿Cómo de una ciudad como Valencia pasa a tener un trabajo reconocido en Estados Unidos?

–Es importante moverse en todos los sectores, pero en el de la moda eso es imprescindible. Saltar, viajar y aprender de los mejores. Eso fue lo que hice en Nueva York, donde conocí a personas muy interesantes que me apoyaron desde el principio y me acompañaron en un momento clave de mi carrera. Sin el apoyo de Lucas Zaragosí, la otra mitad de «Siemprevivas», no habría dado el paso de irme a Nueva York.

–Su último trabajo, la colección de bolsos, ha sido reconocido en Nueva York. ¿Qué le ha inspirado?

–«Onesixone» es una marca de bolsos creada en España con los mejores artesanos de Ubrique e inspirada en la proporción áurea, basada en las tres primeras cifras del número que rige la belleza. Los herrajes están diseñados por la joyera Helena Rohner y cada colección está intervenida por un artista internacional, como el caso de la pintora Vicky Uslé en esta primera. La proporción áurea en la naturaleza, el dialogo con la arquitectura, el botánico y fotógrafo Karl Blossfeldt, los paisajes de Ubique o la fundación MNAC en Vejer de la Frontera son algunas de las referencias en la creación de la marca.

–¿Se consideras un joven emprendedor?

–Hace siete años, cuando decidimos crear nuestra marca de moda, estaba en auge el tema de los jóvenes emprendedores. Al final todo se resume en personas con ganas de hacer cosas interesantes, sostenibles, coherentes y con visión de futuro. En nuestro caso decidimos hacerlo desde Valencia porque nos gusta vivir aquí, nos gusta la creatividad que nos rodea y entendemos que es una ciudad tan válida como cualquier otra para desarrollar tu proyecto.

– ¿Cuáles son sus trabajos futuros?

–Actualmente estamos centrados en el lanzamiento de «Onesixone» mientras que ya hemos empezado a trabajar con la artista que intervendrá la siguiente colección. Además, mi día a día está totalmente vinculado a mi estudio desde el que desarrollamos proyectos creativos para otras marcas y para la nuestra propia. Me encanta pasar tiempo allí y atender personalmente a las clientas, que de una manera u otra siempre forman parte del proceso creativo.

–¿Qué consejo daría a los valencianos quieren cumplir el sueño americano?

–Una buena formación, viajar y trabajar. Trabajar mucho. Y a eso añadirle ilusión, mucha pasión y ganas de aprender a todas horas.

–Alguna anécdota interesante que le haya pasado en Estados Unidos

–Conocer a Maïa Vidal, una artista increíble que me ha inspirado desde el primer momento, mientras me comía una hamburguesa enorme sentado al lado de Meryl Streep.