Este marzo es el más lluvioso desde 1912 en Castellón

Los registros de lluvia recogidos hasta las 9 horas de hoy revelan que este mes de marzo es el más lluvioso desde 1912 en Castellón, con los 170 litros por metro cuadrado registrados en el observatorio provincial, superando los 150,5 l/m2 que se alcanzaron en 1968, según la Agencia Estatal de Meteorología. Los 128,2 l/m2 recogidos ayer también convierten al 22 de marzo de 2015 en el día más lluvioso en Castellón fuera de los meses de otoño, informan las mismas fuentes.

Desde las siete de la mañana de ayer hasta la misma hora de hoy se han registrado acumulados en la provincia de Castellón de 167 l/m2 en Vila-real, 165,6 en Vall d'Alba, 161 en Vilafamés, 128,2 en Castellón-Almassora y 140 l/m2 en la zona del embalse de María Cristina, 89,5 en Almenara, en la provincia de Castellón, mientras que en Valencia ciudad se han alcanzado los 33 l/m2.

El Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat ha establecido para hoy la alerta amarilla por lluvia en Castellón y norte de Valencia, y recuerda que el litoral e interior sur de Castellón se encuentra en preemergencia por lluvias intensas.

Según ha informado a EFE el Consorcio provincial de Bomberos de Valencia, esta madrugada los bomberos han realizado tres servicios de achiques de agua en las localidades de Rafelbunyol, Pobla de Farnals y en El Puig.

En Sagunto se ha rescatado a una mujer del interior de un vehículo en la zona del polideportivo, y en Massamagrell a otras cuatro personas atrapadas también en un coche en la carretera de la Magdalena.

En la provincia de Castellón, las lluvias han provocado el corte de la carretera CV-189 de Castellón a l'Alcora por la caída de un pino, y el tráfico ha tenido que ser desviado, y en dos carreteras se circula con precaución por agua acumulada: en la A-23 en Segorbe y la CV-15 en Vall d'Alba, según el CCE.

El Centro de Gestión de Tráfico de Valencia informa también de que hay problemas de circulación en los accesos a la ciudad de Valencia en la V-31, V-21 Y CV-35, y retenciones desde las ocho de la mañana que aún continúan.

En la V-31 hay cerca de diez kilómetros de circulación lenta desde el kilómetro 13 hasta el 3 en el acceso a Valencia; en la V-21 cinco kilómetros de retenciones desde el kilómetro 17 hasta el 12 entre Alboraia y Valencia; y unos diez kilómetros en la CV-35.

Estas retenciones han provocado varios accidentes por alcances entre vehículos sin que se hayan registrado heridos, informan las mismas fuentes.