Gallardón envía a la Comunitat menos jueces que a Canarias

La Generalitat pidió 25 y recibe sólo 17 Cataluña tendrá 53

La Escuela Judicial de Barcelona acogerá hoy el acto al que finalmente no acudirá el Rey
La Escuela Judicial de Barcelona acogerá hoy el acto al que finalmente no acudirá el Rey

Los jueces de la Escuela Judicial dependiente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), recibieron ayer sus despachos al tiempo que la felicitación de Su Alteza Real el Príncipe Felipe que los despedía a la puerta de la Escuela deseándoles lo mejor.

Los jueces de la Escuela Judicial dependiente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), recibieron ayer sus despachos al tiempo que la felicitación de Su Alteza Real el Príncipe Felipe que los despedía a la puerta de la Escuela deseándoles lo mejor. De los más de 230 meritorios, al menos 23 eran valencianos, circunstancia que tampoco se ha tenido en cuenta a la hora de fijar los destinos, ya que esa cifra hubiera encajado casi a la perfección con los 25 que solicitaba la Generalitat valenciana.

Pues no. Han sido finalmente 17, una cifra claramente insuficiente pues la Comunitat es una de las autonomías donde la carga de trabajo de los juzgados excede en mucho a la recomendada por el Consejo General del Poder Judicial. Los casos se eternizan y solo la buena voluntad del Tribunal Superior de Justicia hace que algunos no se estanquen y entren de lleno en el peligro de la prescripción.

Ya han sido al menos dos los casos paradigmáticos que han supuesto la dedicación exclusiva de sus señorías, en concreto, el caso Emarsa, en Instrucción 15 de Valencia; y el caso Brugal, en Orihuela. Pero en ambos casos, ha sido la disposición del TSJ la que ha logrado enviar a un juez de refuerzo para que lleve el resto de temas que entra en el juzgado. Por parte de Madrid no ha llegado ni una exigua ayuda.

El Gobierno valenciano, a través de su conseller de Justicia, Serafín Castellano, había reclamado por activa y por pasiva la necesidad de 25 jueces de la Escuela Judicial, después de que desistiera de la creación de nuevos juzgados por la acuciante crisis económica. Además, según el criterio de la Generalitat, los jueces de refuerzo pueden desbloquear el mismo número de casos que los jueces titulares, sin necesidad de ampliar el número de juzgados, y por ende, el gasto en edificios y funcionarios. Es cuestión de organizarse, dice la Generalitat.

No todas las Comunidades Autónomas han corrido la misma suerte. Cataluña recibirá 53 jueces, cifra que casi triplica la valenciana, mientras que a Andalucía llegarán 41, cifra muy superior a la de la Comunitat.

Pero es que a Canarias llegarán 20, tres más que a la Comunitat Valenciana.

Madrid recibirá dieciséis jueces; Galicia, quince y Castilla-La Mancha y Murcia, tendrán catorce. Castilla y León, obtiene once; Baleares tendrá nueve y el País Vasco, siete. Cierran la lista Aragón, con cuatro; Asturias, con tres; Cantabria, Extremadura y La Rioja, con dos; y Navarra, con uno.

La 63 Promoción de la carrera judicial está integrada por 145 mujeres y 86 hombres, con lo que se consolida la mayoritaria proporción de mujeres, cifrándose este año en torno al 63 por ciento. El promedio de edad de la promoción se sitúa alrededor de los 30 años y la media de tiempo empleado en la preparación es de cuatro años y diez meses.