Política

Grezzi culpa a la «invasión masiva» del carril bus del mal servicio de la EMT

El concejal de Movilidad en Valencia apuesta por más carriles segregados y espera que la inyección económica del Estado permita mejorar la frecuencia

La escasa frecuencia de paso es una de las quejas más habituales de los usuarios de la EMT. El concejal dice que es porque se invade el carril bus, lo que retrasa el servicio
La escasa frecuencia de paso es una de las quejas más habituales de los usuarios de la EMT. El concejal dice que es porque se invade el carril bus, lo que retrasa el servicio

El concejal de Movilidad en Valencia apuesta por más carriles segregados y espera que la inyección económica del Estado permita mejorar la frecuencia

«A mí siempre me llegan las quejas de que el carril bus está ocupado». El concejal de Movilidad en el Ayuntamiento de Valencia, Giuseppe Grezzi, trató ayer de explicar el caos que de manera reiterada viven algunas líneas de la EMT en horas puntas y, en especial, en el centro de la ciudad. Cree el edil que el desbarajuste de frecuencias de paso y rapidez del servicio lleva el nombre de incivilidad.

«El gran problema que tiene la empresa para dar servicio es la invasión masiva del carril bus». Por ello Grezzi, tras recordar que «el carril bus es sagrado» y que está prohibido y sancionado circular, parar o estacionar en él, anunció su intención de aumentar en un futuro el número de carriles segregados, como los que existen en la calle Colón y Centelles.

Con todo, las mejoras previstas solo se podrán realizar si el Estado destine más recursos a este apartado.

Por ello hizo un llamamiento a los diputados nacionales valencianos a que apoyen el proyecto de Presupuestos Generales del Estado, que implican una inyección presupuestaria de 38 millones de euros para el transporte metropolitano de la capital valenciana.

Grezzi presentó ayer el balance de la Empresa Municipal de Transporte de Valencia, que el año pasado registró un total de 96,1 millones de pasajeros, lo que supone un crecimiento interanual de 600.000 personas y un 11 por ciento más con respecto a 2012.

Más viajeros «robados» al metro

En cuanto a las cifras de la pasada campaña de Navidad, afirmó que se ha registrado un crecimiento del 30 por ciento con respecto al año anterior, un total de 948.825 personas. Un dato que, a su juicio, demuestra que «Valencia es una ciudad en la que cada vez más se quiere prescindir del coche privado y disfrutar caminando, en bici, en transporte público o en patinetes». Sin embargo, admitió que las huelgas del metro «pueden haber influido» en el aumento de los usuarios.

En cuanto a la evolución de la aportación municipal a la EMT, según el Consistorio, desde 2015 ha aumentado un 19 por ciento. Este año será de 65,5 millones, un incremento del 4,5 por ciento con respecto al ejercicio anterior.

El concejal informó también de que la deuda de la empresa (actualmente cifrada en 18,5 millones de euros) ha disminuido un 28 por ciento entre 2015 y 2019.

Grezzi, «fuera de la realidad»

El concejal del Grupo Popular Alberto Mendoza cree que el balance de Grezzi «no tiene nada que ver con la realidad que sufren los usuarios y los trabajadores de la empresa, que tienen que soportar imposiciones de la gerencia, retrasos en la frecuencia de paso y desvíos continuos de las líneas por los cortes de tráfico. Es imposible que un balance presentado por Grezzi sea objetivo, porque si por algo se ha distinguido en estos tres años y medio de gestión del tripartito es por «sus falsedades y su ineficacia».