Hernández Mateo pide no entrar en prisión a la espera del indulto

La Razón
La RazónLa Razón

El exalcalde de Torrevieja, Pedro Hernández Mateo, solicitó la semana pasada al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, que su ingreso en prisión se suspenda hasta que el Gobierno de la Nación decida sobre el indulto que el condenado solicitó al Ministerio de Justicia, también la pasada semana.

En el día de ayer, el exedil acudió acompañado por su abogado a la sede del TSJ donde estaba citado parta recoger su orden de ingreso en prisión.

Habida cuenta de que el Tribunal tenía constancia de la petición de la suspensión de la condena, el secretario judicial tan solo le apercibió de la prohibición de ejercer como cargo electo en el ámbito local en los próximos siete años.

Esta medida forma parte de la condena impuesta y el plazo comenzó a correr ayer mismo.

Hernández Mateo no quiso hacer declaraciones ni a la entrada ni a la salida del Palacio de Justicia, donde estuvo apenas un cuarto de hora.

El indulto solicitado por el exedil fue acompañado de una recogida de firmas promovida por vecinos de la localidad que gobernó desde el año 1988 encadenando cinco mayorías absolutas.

La causa se inició en enero 2007 a raíz de la denuncia presentada por Los Verdes de Torrevieja y, aunque en un principio fue llevada por el Juzgado de Instrucción número 4 de la localidad, éste después se inhibió a favor del TSJCV por la entonces condición de aforado de Hernández Mateo, quien era diputado en Les Corts.

Tras seis años de instrucción en el Juzgado de Torrevieja y en la Sala de lo Civil y Penal del TSJCV, ésta última dictó sentencia condenatoria el pasado 30 de noviembre de 2012.

Según la sentencia del TSJCV, el exalcalde manipuló el proceso de adjudicación mediante un complejo sistema para conseguir un solo objetivo: adjudicar el contrato a una unión temporal de empresas (UTE) Necso Entrecanales-Grupo Generala de Servicios.

A este respecto, el Tribunal Supremo expone que había informes técnicos internos contrarios a la adjudicación que el recurrente propuso en la reunión de la mesa de contratación de 24 de febrero de 2004.

Caso de que el indulto no llegue a buen puerto, Hernández Mateo deberá ingresar en prisión, y se convertirá así en el primero de los políticos imputados en los últimos casos de corrupción que ha visto el TSJ que cumpla pena de cárcel.