Isabel Bonig sustituirá a Castellano en la secretaría general del PPCV

La actual consellera de Infraestructuras, Isabel Bonig, que será nombrada secretaría general del PPCV

La consellera de Infraestructuras, Isabel Bonig, sustituirá a Serafín Castellano al frente de la secretaría general del PPCV. El nombre de la ex alcaldesa de la Vall d'Uixó, que hasta ahora ocupaba la secretaría provincial del PP en Castellón, suena desde hace tiempo entre los favoritos del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra.

Esta era su apuesta, pero no quiso nombrarla sin primero mantener una reunión con los tres presidentes provinciales del partido. Citó a la hora del almuerzo a los tres, Javier Moliner (Castellón), José Císcar (Alicante), Alfonso Rus (Valencia) e incorporó a la reunión a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, en un hotel céntrico de Valencia.

Cuatro horas y media después salían, dando esquinazo a los periodistas que esperaban en la puerta, y el PPCV hacía oficial la elección.

Durante el encuentro no solo se habló del sustituto de Castellano, sino que cada uno expuso su análisis sobre las elecciones europeas. Se coincidió en que Castellano no es el responsable de los resultados, pero acordaron la necesidad de relevarlo para dar un nuevo impulso a la comunicación. Los presentes también convinieron en que es el candidato idóneo para ocupar la delegación del Gobierno, en sustitución de la anunciada renuncia de Paula Sánchez de León, aunque esta decisión depende exclusivamente del Ejecutivo central. Si finalmente Castellano fuese el elegido, tendría que abandonar su puesto como conseller de Gobernación y dejar su escaño en Les Corts, por lo que Fabra se vería obligado a realizar un nuevo cambio en el Consell.

Nombramiento de Bonig

El PPCV explica en un comunicado que elevará a la Junta Directiva del partido la decisión. Sin embargo, el artículo 27 de los Estatutos marca que el secretario general debe ser nombrado por el Comité Ejecutivo a propuesta del presidente. Además, debe figurar en la lista de los 22 miembros elegidos en el Congreso del PPCV. Isabel Bonig no está entre ellos, pero el presidente del partido cuenta con la potestad de designar a cinco vocales adicionales. Fabra no ha cubierto todavía estos puestos, por lo que lo hará para que no haya impedimento legal de cara a la elección de Bonig.

Si por algo destaca la nueva secretaria general del PP es por la pasión con la que habla de su partido. Se declara admiradora incondicional de Margaret Thatcher y católica. Sus intervenciones en Les Corts nunca pasan desapercibidas. Ahora tendrá que trasladar su estilo a la secretaría general de un partido que se ha marcado como objetivo llegar al ciudadano.