José Sancho, un ejemplo para todos los valencianos

La Razón
La RazónLa Razón

Valencia- «A Pepe todo lo que venía de Valencia le hacía especial ilusión» expresó una emocionada Reyes Monforte, viuda del actor. José Sancho, más conocido como Pepe Sancho, fue un gran profesional, uno de los actores valencianos más conocidos y famosos de las últimas décadas, un valenciano que siempre presumió de la Comunitat tanto dentro como fuera del territorio español, convertido en un referente, tanto por su personalidad, su trabajo y su cariño, que seguirá siempre en el mundo del teatro.

Por eso la Generalitat quiso ayer rendir homenaje al actor manisero que dejó un inmeso legado al cine, al teatro, a la televisión, a los valencianos y los españoles. Así, se inauguró la sala con su nombre en el Teatro Rialto, que «quiere plasmar el agradecimiento de los ciudadanos valencianos y el estímulo que otros actores siempre verán en su obra», según aseguró el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra.

Su compañero, el también actor Álvaro de Luna, calificó este acto como un «justo y merecido homenaje a este gran actor». Para él, la vida artística de José Sancho fue «el difícil camino de una ilusión», que empezó desde muy joven en su tierra natal.

Su filosofía de la vida de «luchar por lo que se quiere hasta el final», prosiguió de Luna, no le permitían esperar a que lo contrataran. Por eso, en un momento «difícil» se hizo empresario para producir su primera función como protagonista en el Teatro Eslava.

Para el actor era un «compañero leal, generoso, valiente», que no tenía en su vocabulario la palabra tristeza ni envidia, y «desde luego, no conocía la hipocresía».

Su sensibilidad y su inteligencia eran aún mayores que su temperamento, tenía «gran madera de actor» y por eso consiguió contactar con el público en tan diversos papeles.

También le dedicó unas palabras Antoni Asunción, su primo, quien indicó que este acto deja constancia de que José Sancho «seguirá presente siempre en el mundo del teatro».

Con esta actuación la Generalitat pretende perpetuar en la memoria colectiva de la Comunitat la figura de uno de los principales talentos de las artes escénicas valencianas.