L'Eliana paga 120.000 euros al año como indemnización por el bloqueo de la depuradora

La empresa suministradora del servicio reclamó una compensación ante la parálisis de la planta

La empresa pública Acuamed fue la responsable de la construcción de la planta depuradora de L'Eliana
La empresa pública Acuamed fue la responsable de la construcción de la planta depuradora de L'Eliana

Desde el año 2012 el Ayuntamiento de l'Eliana debe pagar cada año 119.568 euros a la empresa concesionaria del agua por no haber puesto en funcionamiento la planta desnitrificadora, construida por la empresa pública Acuamed, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, liderado en aquella época por la socialista Cristina Narbona.

La indemnización, «de carácter transitorio hasta que entre en funcionamiento la planta depuradora», la establece el Consell Jurídic Consultiu (CJC) en un informe con fecha 7 de marzo de 2013 realizado a petición tanto del Ayuntamiento de l'Eliana como de la empresa concesionaria, que pedía resolver su situación ante la parálisis de la planta, que nunca se llegó a poner en funcionamiento.

Desde entonces, según los documentos a los que ha podido tener acceso este periódico, el pleno del Ayuntamiento ha aprobado esta compensación al menos en dos ocasiones: para el ejercicio 2014/2015 y para el 2015/2016. Se aprueba el pago con «recursos propios» del Ayuntamiento del municipio.

La planta acabó de construirse en el año 2010, y en 2013 el CJC redacta su informe. El PP anunció hace pocos días que ha ampliado la denuncia que presentó ante la Audiencia Nacional por los sobrecostes de esta infraestructura, construida cuando el socialista Jose María Ángel era alcalde del municipio, para demostrar que el Consistorio «conocía e incluso podría haber sido el causante de parte del sobrecoste de la planta cifrado en más de 12 millones de euros». Este sobrecoste, según el PP, se ha traducido en el incremento del 150 por ciento del coste del agua para los vecinos de la localidad. El pago de la indemnización a la empresa concesionaria del servicio de abastecimiento de agua explicaría también parte de dicho sobrecostes, por lo que los vecinos estarían pagando por un servicio que no están recibiendo.

Según la denuncia del PP, el convenio para la construcción de la depuradora establecía un presupuesto base aproximado de licitación de las obras de 4,5 millones de euros.

Posteriormente, según se pudo comprobar en las reuniones de seguimiento, se incrementó hasta 13,6 millones de euros. Más tarde Acuamed aporta un informe y ya se contempla un nuevo incremento del presupuesto hasta los 13,9 millones de euros para, finalmente, tener un coste muy superior a los 15 millones.

Según el PP, los miembros del equipo de gobierno del Ayuntamiento de L’Eliana eran «plenamente conocedores y conscientes de los incrementos de costes».